El utrerano José Antonio Vargas trabaja en la empresa pirotécnica 'Ricasa'
El utrerano José Antonio Vargas trabaja en la empresa pirotécnica 'Ricasa' - A.F.
Personajes

Un utrerano en la empresa pirotécnica más importante de Europa

José Antonio Vargas es el responsable de espectáculos de la empresa valenciana ‘Ricasa’

UtreraActualizado:

Desde que tiene uso de razón, para José Antonio Vargas, Utrera está asociada con las vacaciones, el buen tiempo, la Semana Santa y los buenos ratos con su familia. De padres utreranos, José Antonio nació en Valencia, pero sus recuerdos, su gente, sus tradiciones y su corazón han estado siempre en este rincón de la campiña sevillana, lugar al que vuelve cada vez que puede y donde está marcando una época diseñando espectáculos pirotécnicos que forman parte ya de la memoria sentimental de todos sus paisanos.

En la actualidad José Antonio Vargas es el responsable de espectáculos de la empresa pirotécnica ‘Ricasa’, una firma que es líder indiscutible en este sector a nivel europeo y que está entre las tres mejores empresas pirotécnicas de todo el mundo. La empresa valenciana trabaja en la actualidad en algunos de los parques temáticos más famosos de todo el globo terráqueo y ha dejado su sello en ceremonias de apertura y clausura de varios Juegos Olímpicos.

Desde el año 2007, gracias al amor de José Antonio a su patria de adopción, Utrera disfruta de la calidad de los fuegos artificiales que pone en marcha ‘Ricasa’, tanto en la Feria de Consolación como al término de la cabalgata de los Reyes Magos. La localidad ha tenido la suerte de disfrutar de una serie de espectáculos que están muy por encima de lo que se podría esperar para una ciudad de poco más de 52.000 habitantes, ya que ‘Ricasa’ es una empresa que trabaja en capitales españolas muy importantes como Madrid, San Sebastián o Santiago de Compostela, localidades que lógicamente cuentan con un mayor presupuesto para estas celebraciones.

Gracias a su trabajo, José Antonio Vargas ha recorrido medio mundo en los últimos años, pero aunque haya trabajado en citas de mucha importancia a nivel internacional, confiesa que «cuando soy el encargado de los fuegos artificiales de la cabalgata de los reyes magos de Utrera me pongo más nervioso que por ejemplo cuando trabajé en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, porque la gente que los va a disfrutar son mi gente».

La última actuación de este joven utrerano al que le corre pólvora valenciana por sus venas ha coincidido con la jornada de la ilusión del 5 de enero, cuando la cabalgata de Utrera pasaba por las faldas del Castillo, un momento en el que todas las miradas se dirigieron al cielo para disfrutar durante varios minutos de una espectacular función de fuegos artificiales, que dejó a muchos con la boca literalmente abierta.

La pirotecnia y el mundo de los fuegos artificiales son prácticamente una cultura en tierras valencianas, donde se encuentran la mayor parte de las empresas dedicadas a este sector en España. Un mundo con el que José Antonio Vargas entró en contacto siendo muy joven y que desde entonces se convirtió en su vida, de hecho todavía hay quiénes recuerdan perfectamente como venía cargado de petardos cuando llegaba a Utrera para disfrutar de sus vacaciones.

Un sector que ha cambiado de una manera profunda en los últimos años, principalmente buscando la máxima seguridad y donde son fundamentales las mejoras que ha introducido la tecnología. La imagen de una persona encendiendo una mecha y saliendo corriendo con los oídos tapados tiene poco que ver con el trabajo que realiza este utrerano, donde la informática se convierte en un gran apoyo: «Tengo la suerte de conocer los dos mundos, digamos por un lado los métodos tradicionales y la forma en la que se trabaja en la actualidad, que sin lugar a dudas es mucho más segura», explica este utrerano.

Su empuje, y un indudable amor a su tierra, se han traducido en una década plena de espectáculos pirotécnicos en la localidad, que han marcado sin lugar a dudas un antes y un después: «Puedo decir que Utrera, junto con Huelva, ha tenido durante la última década los mejores fuegos artificiales de Andalucía», explica este utrerano que se confiesa un enamorado de la Semana Santa de su localidad, donde acude a disfrutar cada vez que su trabajo se lo permite y para el que es un privilegio poder colaborar con su famosa cabalgata.