Los asuntos se acumulan en los cuatro juzgados que actualmente funcionan en Utrera
Los asuntos se acumulan en los cuatro juzgados que actualmente funcionan en Utrera - A.F.
Justicia

El TSJA propone la creación de un quinto juzgado en Utrera para acabar con el colapso

Los juzgados utreranos cerraron el año 2017 con una ratio de asuntos cuatro veces superior a lo aconsejado

UtreraActualizado:

Los problemas que atañen a los juzgados de Utrera no han pasado desapercibidos en los últimos años a las diferentes instancias, ya que los cuatro juzgados que en la actualidad funcionan en la localidad cerraron el año 2017 con una ratio de asuntos cuatro veces superior a lo aconsejado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Con el objetivo de comenzar a habilitar medios que puedan acabar con este problema, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), ha propuesto en su memoria anual la creación de un quinto juzgado en la localidad.

Otro de los puntos negros en materia judicial de la provincia de Sevilla se localiza en el partido judicial de Sanlúcar la Mayor, donde comenzará a funcionar precisamente el quinto juzgado en el mes de noviembre del presente año. De esta manera la creación de una nueva sede judicial en el partido judicial de Utrera –que afecta a casi 100.000 habitantes, ya que comprende las localidades de Utrera, Los Palacios, El Coronil y Los Molares-, ha sido lanzada por el TSJA como una de las posibles soluciones para acabar con el colapso judicial en Utrera y mejorar la situación en términos generales en la provincia de Sevilla, atajando los problemas localizados en Utrera y en Sanlúcar.

De esta manera, la nefasta situación por la que atraviesan los juzgados de Utrera desde hace décadas, comienza a vislumbrar la luz al final de un negro túnel, aunque ciertamente todavía quedará mucho camino por recorrer. En cualquier caso la noticia ha sido acogida con entusiasmo entre los profesionales de la justicia de la comarca, como es el caso del letrado José Rojas, una de las personas que de manera más clara ha denunciado la situación en la que se encuentra la Justicia en el municipio: «Ahora falta que el poder legislativo modifique la planta, el Gobierno Central provea fondos, el Ministerio de Justicia adscriba un letrado de la administración de justicia; la junta provea el órgano de plantilla, nos ceda el Ayuntamiento de Utrera un local para que empiece pronto, y se ordene su puesta en funcionamiento de forma ágil. Y lo más esencial, que no se generen polémicas políticas, que hay que pensar en el interés general. Pedíamos lo imposible, y algo se mueve».

En la memoria elaborada por el TSJA aparece Utrera como el único partido judicial de toda la provincia en el que se solicita la puesta en marcha de un nuevo juzgado, ya que en 2017 entraron en las sedes judiciales utreranas un total de 3.322 asuntos civiles y 4.354 asuntos penales. Los propios profesionales han denunciado ante todas las instancias –incluso ante la comisión de la Unión Europea-, las penalidades con las que se tienen que enfrentar de manera diaria, con asuntos que se eternizan en los tribunales y con causas que terminan prescribiendo antes de llegar a juzgarse.

«Una de las ventajas aparejadas a la creación de un nuevo juzgado, es que a partir de cinco juzgados el personal que trabaja en ellos tendría mejores condiciones, habría magistrados y por tanto mayor continuidad», explica Rojas, ya que otro de los problemas con los que se ha encontrado la Justicia en Utrera ha sido que la localidad se haya convertido en los últimos años en una especie de «destino maldito», por donde han pasado muchos trabajadores de manera temporal y no ha cuajado una plantilla fija que pueda pelear de verdad para reivindicar los juzgados que Utrera se merece.

La primera piedra se ha colocado en el camino para que los ciudadanos de Utrera encuentren una mayor protección judicial de la que han tenido en los últimos años, en los que todo tipo de administraciones han reflejado el gran problema de la Justicia que tiene la localidad, pero a la hora de la verdad nadie ha movido un dedo para voltear la situación