En un dom icilio de esta calle de Utrera fue arrestado este sábado el sospechoso
En un dom icilio de esta calle de Utrera fue arrestado este sábado el sospechoso - S. L.

¿Quién es el presunto asesino que se escondía en un piso de Utrera?

Antonio Márquez, de 57 años, apenas pisaba la calle porque sabía que lo buscaban por un crimen y un asunto de drogas

SEVILLAActualizado:

La Policía Nacional ponía fin este pasado sábado a la huida de un sospechoso de haber matado a su expareja hace doce años en Francia. El cuerpo de la víctima, asesinada en 1995, apareció decapitado y desmembrado en el interior de un baúl en el río Sena. El detenido, identificado como Antonio Márquez, de 57 años, se ocultaba en la localidad sevillana de Utrera. Desde el sábado duerme en prisión aunque por otra causa distinta.

La noticia de su arresto se conocía este domingo a través de un comunicado oficial de la Policía. Un día antes, sobre las 10.20 horas de la mañana, una dotación policial venida desde Madrid arrestaba a Antonio en la que había sido su escondite durante varios meses. Un piso situado en la calle Herradura en el extrarradio de Utrera.

No sólo huía por lo ocurrido en el país vecino sino también por un asunto de narcotráfico, que le valió una condena de la Audiencia Provincial de Almería por la que no había ingresado en la cárcel aún.

Hijo de emigrantes nacido en Bélgica

De su localización y arresto se ha encargado la Unidad Adscrita a los Tribunales y Juzgados de Madrid. Las autoridades galas habían emitido una euroorden de arresto después de identificar al sospechoso del crimen a través del ADN. El perfil genético de Antonio aparecía en las bolsas de plástico que envolvían los restos humanos. Si bien su identificación se supo años después del crimen.

La localización de este hijo de emigrantes, nacido en 1960 en Charleroi (Bélgica), ha sido una tarea compleja, señalaban desde la Policía, porque apenas salía a la calle y sus contactos con el exterior eran muy limitados. Además ha sido un trabajo a contrarreloj en el que han invertido los agentes un mes y medio porque el caso estaba al borde del archivo por el tiempo transcurrido.

Antonio Márquez está casado y tiene hijos, pero su familia reside en Madrid; mientras que sus padres habían regresado de Bélgica a Valencia. Tantos unos como otros les mandaban dinero y ropa. Esos envíos sirvieron de pista para dar con su paradero.

Tras su detención este sábado, fue enviado a prisión en cumplimiento de la orden dictada por la Audiencia Provincial de Almería. En los próximos días será puesto a disposición de los juzgados centrales de la Audiencia Nacional que deberán resolver la petición de extradición de las autoridades francesas.