UTRERA

Una pareja rescata la esencia de los juegos de mesa a través del móvil

Rubén Morato y Bárbara Domínguez se instalaron en Utrera para crear Muquo Games tras trabajar para grandes multinacionales

Rubén Morrato y Bárbara Domínguez, fundadores de Muquo Games
Rubén Morrato y Bárbara Domínguez, fundadores de Muquo Games - A.F.
ALBERTO FLORES Utrera - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Aquel momento en el que terminaba la cena familiar y a alguien le daba por sacar las cartas, el Trivial Pursuit o el Monopoly parece haber pasado en la actualidad a mejor vida. Los teléfonos móviles inteligentes han llegado a nuestra vida para quedarse, provocando que en muchos momentos se den situaciones surrealistas en las que en estas reuniones cada uno agacha su cabeza y no ve más mundo que el que aparece en la pantalla de su teléfono.

Dos atrevidos jóvenes se han propuesto ofrecer una curiosa alternativa para que esto deje de ocurrir, y trasladar a videojuegos para teléfonos móviles la esencia de los juegos de mesa tradicionales. El utrerano Rubén Morato y la argentina Bárbara Domínguez han fundado en la localidad sevillana la empresa «Muquo Games», que además ha visto la luz para demostrar como en la actualidad, gracias a que vivimos en una sociedad completamente interconectada, es posible crear una empresa dirigida a un mercado global en cualquier rincón del mundo.

«Se trata de crear un nuevo género en el mundo de los videojuegos para los teléfonos móviles, diseñando juegos para jugar en grupo y cara a cara, promoviendo la interacción entre las personas a través del móvil», explica Rubén Morato.

En la última década Rubén y Bárbara han trabajado en Madrid en el mundo de la publicidad, el diseño y la creatividad, realizando encargos para empresas tan importantes como Vodafone, Movistar o Coca-Cola.

El amor surgió entre ellos y desde hacía algún tiempo una idea les venía rondando la cabeza; cambiar la frenética actividad propia de la vida en una gran capital y del mundo de la publicidad por un día a día más auténtico, más sosegado en un lugar como Utrera, por tanto no solo se trata de un nuevo proyecto profesional, sino también de un nuevo proyecto de vida. «La idea es utilizar toda la experiencia que hemos adquirido a lo largo de los últimos años en la creación de este producto», explica Bárbara.

Vocación internacional

En estos momentos la empresa está dando sus primeros pasos, aunque ya hay muchos aspectos que demuestran tener muy claros. Cuando se lancen los juegos al mercado, los usuarios solo tendrán que descargar la aplicación, y ese será el momento en el que podrán comenzar a descargarse de manera gratuita cada uno de estos juegos.

Para jugar será necesaria la participación de varias personas, que deben de estar en el mismo lugar, que se tienen que mirar a la cara e interaccionar para poder jugar, el dispositivo móvil ofrece las herramientas para poder jugar, poniendo a disposición de los usuarios un amplio abanico de posibilidades, pero no es necesario estar permanentemente mirando la pantalla, el móvil es solo una herramienta.

«En parte nuestro objetivo es también acabar un poco con la mala fama que está cogiendo el móvil, ya que en ocasiones puede ser un elemento que te aísla del resto de las personas y más en el mundo de los videojuegos. Nuestra idea es que la familia al completo pueda jugar junta», apunta Rubén.

Por las mentes de estos jóvenes ya se han fraguado varias posibilidades que pronto se convertirán en juegos, pero de momento aquellos que les atraiga la idea tendrán que esperar un poco, porque la primera de las propuestas no saldrá al mercado como mínimo hasta mediados del año 2017.

Quizás Muquo Games sirva para que esas reuniones familiares de sobremesa no sigan siendo reuniones donde cada uno mira sólo su móvil.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios