Urbanismo

Una obra inacabada aisla a unos vecinos de Utrera

Los residentes de la urbanización Naranjal de Castillo tienen dificultades para salir de su propia barriada

Los vecinos no pueden prácticamente salir de su barriada
Los vecinos no pueden prácticamente salir de su barriada - A.M.S.S.
Alberto Flores Utrera - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Calles cortadas que te obligan a dar un tremendo rodeo para llegar a un lugar que en realidad está a pocos metros de la puerta de tu casa. Eso es lo que llevan sufriendo desde hace ya demasiados años los vecinos de la urbanización utrerana de Naranja de Castillo. Problemas relacionados con la nefasta terminación de la obra privada de la zona vienen provocando que haya calles que no estén todavía recepcionadas por el Ayuntamiento, lo que provoca que las vías estén cortadas, encerrando a los vecinos en su propia barriada.

En la actualidad los vecinos solo tienen acceso a sus casas a través de dos entradas que proceden de la zona en la que se ubica en Utrera el recinto ferial, con lo cual con la llegada de la feria la situación se complica todavía más, debido a la gran afluencia de personas que registra la feria en estos días. El propio recinto ferial, se encuentra en estos días cerrado al tráfico, por lo que los vecinos han de dar un rodeo todavía más grande para poder llegar hasta sus domicilios.

«No es de recibo que tengamos siempre que dar la vuelta a toda la urbanización cuando por ejemplo desde el parque de Consolacion estamos a escasos metros de nuestras casas y toda la zona está perfectamente urbanizada con calles esperando de ser abiertas para poder circular», explica uno de los vecinos de la barriada, harto de una situación que no se termina de solucionar.

Los propios vecinos entienden que si no fuera posible abrir al tráfico todas las calles que en la actualidad están cerradas, al menos se habiliten algunas para acabar con el aislamiento que en la actualidad están sufriendo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios