Paco a las puertas de su popular restaurante en Utrera
Paco a las puertas de su popular restaurante en Utrera - A.F
Personajes

Muere a los 94 años «Paco el del Bosque», un referente de la gastronomía tradicional de Utrera

Francisco García Ramírez gestionó durante décadas uno de los restaurantes más populares de la localidad

UTRERAActualizado:

Antes de la llegada de los actualmente conocidos como «gastrobares»; la sopa de picadillo, los filetes empanados o la paella eran los platos estrella de la mayoría de los establecimientos repartidos por el territorio andaluz. Uno de los templos gastronómicos más recordados de Utrera es sin lugar a dudas «El Bosque», ubicado en la plaza de la Constitución y que durante cuatro décadas estuvo gestionado por Francisco García Ramírez, más conocido como «Paco el del Bosque», quien fallecía en la localidad en la jornada del lunes 22 de enero a la edad de 94 años.

«El Bosque» comenzó su andadura en la década de los 60 del pasado siglo XX, convirtiéndose en todo un fenómeno en la localidad, ya que era un lugar en el que prácticamente había que hacer cola para conseguir una mesa. La apuesta era muy clara: cocina tradicional y una estupenda terraza en pleno centro de la localidad donde los utreranos veían la vida pasar. En los recuerdos de muchos ciudadanos estarán sin duda muchas veladas en este establecimiento, que presentaba un lleno total en Semana Santa, donde prácticamente no cerraba en todo el día.

Paco y su mujer, Teresa de los Santos, quien también fallecía recientemente, pusieron en órbita este rincón utrerano en el que los platos más famosos eran cola de toro, sopa de picadillo, riñones al jerez, filetes empanados, alcauciles, todos ellos fruto de recetas caseras que hacían las delicias de los parroquianos del establecimiento.

Paco fue un hostelero de los de antes, de los que comenzaron a ponerse detrás de una barra cuando todavía llevaban pantalón corto. Con solo 13 años de edad inició su trayectoria profesional en el bar «Las Columnas», donde ayudaba a su tío. Es en el año 1962 cuando decide dar un paso adelante y pone en marcha «El Bosque». Tras casi cuatro décadas trabajando decidió jubilarse hace unos años y dejar el testigo a su hijo Paco, que también se encargó del establecimiento durante un periodo de tiempo, un bar que sigue abierto en la actualidad aunque con un enfoque completamente distinto.

Muchos utreranos recuerdan aquellos días en los que la paella se convertía en el plato estrella y era casi imposible encontrar una mesa libre para disfrutar de un agradable rato en la mítica terraza de «El Bosque». Paco, sin lugar a dudas, es uno de esos personajes que le han dado carácter a una localidad como Utrera, legando a muchos utreranos una parte importante de sus recuerdos. Un hombre entregado a su trabajo, que en una entrevista de hace unos años recordaba orgulloso como su bar marcó una época, explicando que «había una familia de Madrid que todos los años viajaba para veranear en Cádiz, y siempre tanto a la ida como a la vuelta hacían una parada en Utrera para tomarse una sopa de picadillo en ‘El Bosque’».