Seguridad Ciudadana

La movida nocturna genera problemas en el centro de Utrera

Vecinos de la calle Las Mujeres se encontraron de madrugada con una multitudinaria pelea

Los vecinos tuvieron que intervenir avisando a la policía
Los vecinos tuvieron que intervenir avisando a la policía - J.R.
Alberto Flores Utrera - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

El comienzo de la temporada de otoño-invierno, marca también una serie de cambios en la conducta de los jóvenes utreranos, que acostumbran a cambiar sus lugares habituales de marcha nocturna. De esta manera, el flujo de personas que habitualmente frecuenta enclaves del extrarradio, se desplaza hasta los locales de copas que se encuentran en el centro, ocasionando en muchas ocasiones problemas a los vecinos del casco histórico de Utrera, quienes han denunciado que no puede descansar.

Es lo que ocurría pasadas las cinco de la madrugada del pasado domingo 27 de noviembre, momento en el que algunos vecinos de la calle Las Mujeres se despertaron sobresaltados al desatarse una pelea en la que los propios vecinos aseguran que intervinieron «hasta 20 personas». Fueron los vecinos de la calle los que se encargaron de avisar a la Policía Local, acudiendo al lugar tanto efectivos de la Policía Local como de la Guardia Civil. «Tengo que felicitar a las fuerzas de seguridad, ya que acudieron muy rápido y es que entre muchos estaban apaleando a dos jóvenes. Las personas que intervinieron en la pelea tenían entre 15 y 20 años», ha explicado Joaquín Romero, vecino de la zona.

Tanto los vecinos de la calle Las Mujeres como aquellos que viven en la calle Álvarez Hazañas, llevan años soportando los daños colaterales que genera la movida nocturna. El asunto es que muy cerca de estas dos calles del centro de Utrera, en la glorieta Pío XII, se encuentra una discoteca que suele ser el final de la ruta para aquellos que salen por la noche. Así, cuando este establecimiento cierra sus puertas, se produce el clásico peregrinaje de los jóvenes de recogida, lo que en algunas ocasiones provoca que surjan disturbios, como el que sobrecogió a los vecinos de la calle el pasado domingo de madrugada, actos de vandalismo hacia los vehículos que se encuentran estacionados en la calle o que los jóvenes realicen sus necesidades en los portales.

En Utrera desde hace años los más jóvenes acuden a la zona de Los Silos, que se encuentra a las afueras de la ciudad y que el propio Ayuntamiento acondicionó como botellódromo, convirtiéndose en una de las primeras zonas de estas características de toda la comunidad andaluza. El asunto de la movida se convierte en algo más molesto para los vecinos del centro cuando llega el invierno, y muchos de esos jóvenes que comienzan la noche en Los Silos, continúan la fiesta en los locales del centro de la localidad, lo que en algunas ocasiones se traduce en gritos y peleas en el corazón de la localidad a las tantas de la madrugada. Romero se pregunta: «¿hasta cuando tendremos que aguantar los vecinos de la calle de Las Mujeres para poder descansar a una hora prudente los fines de semana?». 

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios