Cádiz Provincia

Los tres pueblos más pobres de Sevilla están en la Sierra Sur

Los Corrales, Marinaleda y Badolatosa registran las rentas por personas más bajas, en el polo opuesto a ciudades dormitorio como Tomares, la más rica

Ayuntamiento de Marinaleda
Ayuntamiento de Marinaleda - VANESSA GÓMEZ

Hace unas semanas se conocían los últimos datos oficiales del Ministerio de Hacienda en torno a las declaraciones de la renta de los ciudadanos de cada municipio. Ese indicador, el IRPF, es uno de los más fidedignos para conocer las circunstancias económicas de las poblaciones y, en el caso de Sevilla, señalan claramente dos cuestiones. Una, la enorme y creciente disparidad de renta anual por habitante entre los pueblos metropolitanos y los más alejados de la capital, los que tienen un componente más rural. Y dos, cuáles son los municipios más pobres de la provincia. En esa clasificación por localidades que se genera con el cotejo de las cifras —que datan del ejercicio 2013— aparecen como los tres con menor renta Los Corrales, Marinaleda y Badolatosa a la zaga en la clasificación de la Agencia Tributaria —que no obstante, no recoge los datos de los cinco municipios con menos del millar de habitantes—. El primero de ellos es, en términos de renta, el pueblo más pobre de Sevilla, aunque la concurrencia de los tres en la parte más baja de la estadística viene a refrendar que la Sierra Sur es, en general, la comarca más depauperada.

Entre esta terna de localidades se conforma un «triángulo de la pobreza» en el mismo confín sureste de la provincia. Las otras poblaciones situadas a la cola de este indicador, con rentas brutas que no superan los 13.000 euros, comparten la geografía serrano con los tres citados: Algámitas, Villanueva de San Juan o La Puebla de los Infantes, en la Sierra Sur; o La Puebla de los Infantes y Las Navas de la Concepción en Sierra Morena, al norte. A más kilómetros de la capital, la población se dedica fundamentalmente a la agricultura y la ganadería, justo el polo opuesto a las localidades más ricas, las cercanas Sevilla y que funcionan de «ciudades dormitorio» y preeminencia del sector terciario. Ese polo contrario lo simboliza Tomares, el pueblo más rico con 32.011 euros.

A más de cien kilómetros de la Giralda y a la cabeza en esta lista negra está Los Corrales, con una renta bruta per cápita de 12.447 euros, cifra resultante de los 2.245 declarantes que posee su censo, de 4.003 habitantes. Es la más baja de la provincia y, a nivel autonómico, hay 532 por encima. Así lo plasman los datos de Hacienda. Los registros del Instituto de Estadística y Cartografía de la Junta de Andalucía, por su lado, reflejan en su última actualización, con datos de 2015, que sólo 392 habitantes están dados de alta en una actividad empresarial y otros 16 en actividades profesionales. El presupuesto liquidado de ingresos fue en 2015 de 3.874.758 euros. La actividad económica se ciñe bastante al comercio al por mayor y la industria manufacturera, además de la construcción.

Unos kilómetros más al norte, al otro lado de la autovía A-92 tras superar Estepa se encuentra el segundo municipio más pobre de la provincia; y también el más peculiar: Marinaleda presenta una renta bruta anual por habitante de 12.738 euros. En la utopía comunista de Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde por la CUT desde 1979, hay 997 declarantes a Hacienda de sus 2.700 habitantes y el presupuesto municipal es sólo de 2.370.000 euros. Únicamente hay una licencia de taxi, dos oficinas bancarias, 97 establecimientos comerciales o empresas y 506 líneas telefónicas. La agricultura y la manufactura de productos derivados de la misma copan la actividad del pueblo. Aunque siempre han presumido de la inexistencia del paro, lo cierto es que las cifras oficiales hablan de 121 personas dadas de alta en las listas de desempleados. La mayoría de habitantes trabaja en una cooperativa agrícola (propiedad de los trabajadores) 35 horas a la semana por un sueldo aproximado de 1.200 euros.

El tercer pueblo más pobre teniendo en cuenta ese escalafón elaborado por Hacienda es Badolatosa, con 12.762 euros de renta bruta, resultado procedente de las 1.095 declaraciones que se hicieron entre sus 3.147 habitantes. Su presupuesto de ingresos anual es de 3.882.959 euros, también bajo aunque en términos relativos en función de la población, claro está.

Como en los dos casos anteriores, la agricultura —olivar, cebada y cultivo del garbanzo— es la principal actividad económica, encontrándose sólo un establecimiento con más de veinte asalariados en todo el término municipal. La mayor parte de la población activa emigra a otras provincias españolas, generalmente con carácter temporal en campañas de recolección.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios