LORA DEL RÍO

Tres jóvenes químicos de Lora despuntan a nivel internacional

Pablo Ríos Moreno opta al premio de investigación CicCartuja-Ebro Foods y no deja de subir en el ránking científico

El quimico Pablo Ríos en un laboratorio de CicCartuja usando la «cámara seca»
El quimico Pablo Ríos en un laboratorio de CicCartuja usando la «cámara seca» - L.R.I.
LAURA R. ÍÑIGO Lora Del Río - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Si hace poco tiempo la protagonista era la química loreña Mari Carmen Moreno Carballo por su estudio con parabenos; y luego, María del Mar Calzado, por su beca internacional en una de las mejores universidades científicas de Hong Kong, ahora le toca a otro químico loreño, Pablo Ríos Moreno, que está destacando en el panorama científico sevillano.

Con 25 años ya opta a alzarse con el Premio de Investigación CicCartuja-Ebro Foods 2016, tras haber sido seleccionados dos de sus artículos como los mejores del mes. En julio consiguió el reconocimiento con un trabajo que describe las ventajas de transformar el dióxido de carbono en combustibles líquidos de alto valor añadido, consiguiendo con ello un menor impacto medioambiental. En septiembre otro artículo fue seleccionado también como «artículo del mes», lo que le otorga una mayor posición dentro del ránking anual para alzarse con el prestigioso galardón científico.

El Premio de Investigación CicCartuja-Ebro Foods cuenta en una dotación económica de 10.000 euros para el primer premio, con dos accésits de 5.000 euros cada uno. Participar en esta edición supone el reconocimiento a las ideas y el trabajo que el grupo ha estado llevando a cabo durante este tiempo, «lo cual es siempre grato y alentador para seguir mirando hacia delante» indica Pablo Ríos a ABC Provincia.

Este no es el primer premio que este licenciado en Química por la Universidad de Sevilla ha conseguido en su incipiente trayectoria en el mundo de la ciencia. También ha recogido algunos premios en varios congresos, a la mejor charla o mejor póster, dependiendo del tipo de comunicación.

Desde octubre de 2014 Pablo Ríos se encuentra cursando el Doctorado en Química en Sevilla habiendo anteriormente realizado un Máster en la ciudad de Bristol, que dedicó a la investigación en química supramolecular.

«Mi tesis doctoral trata sobre el desarrollo de complejos organometálicos de níquel y platino para su empleo en reacciones de acoplamiento deshidrogenante (producción de hidrógeno) y de transformación del dióxido de carbono, principalmente», cuenta este joven loreño amante de la ciencia, que tuvo muy claro desde Bachiller que quería dedicar su vida a la investigación al considerarse una persona muy curiosa y al preguntarse siempre el por qué de las cosas.

A pesar de la complicada situación a la que los científicos españoles tienen que enfrentarse donde la inversiones en ciencia e investigación se ha visto reducidas a mínimos, Pablo asegura que a pesar de haber contado con la posibilidad de seguir formándose en Reino Unido, él quería hacerlo en su país. «Al terminar mis estudios de máster, mi director del proyecto me ofreció continuar el trabajo que estaba realizando y hacer el doctorado allí. Pero mi intención era buscar una oportunidad de realizar la tesis en España», dice.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios