El IES Virgen del Castillo es uno de los institutos que ha firmado el acuerdo de colaboración
El IES Virgen del Castillo es uno de los institutos que ha firmado el acuerdo de colaboración - Alejandro Hernández
Lebrija

Los tres institutos y el Ayuntamiento de Lebrija acuerdan el Plan de Convivencia Escolar

La iniciativa conjunta incluye la contratación de especialistas en gestión de proyectos e integración social

LebrijaActualizado:

Conscientes de que la convivencia en los centros educativos es una de las cuestiones principales que debe impregnar toda la formación de los alumnos, las direcciones de los tres institutos de Educación Secundaria de Lebrija y el ayuntamiento han firmado un acuerdo de colaboración para poner en marcha de forma conjunta en los tres centros el Plan de Convivencia Escolar. Según ha explicado el alcalde, José Benito Barroso (PSOE), el acuerdo tiene como objetivo «concienciar y sensibilizar a la comunidad educativa y a los agentes sociales de la importancia de una adecuada convivencia escolar». El convenio incluye los procedimientos para mejorar la convivencia en los centros educativos.

El plan establece la contratación por parte del ayuntamiento de un técnico de gestión de proyectos y un integrador social. Este personal, contratado a través de los planes de empleo +30 y el Emple@ Joven promovidos por la Junta de Andalucía, será el encargado de poner en marcha junto a los institutos el «Aula de convivencia» a lo largo del curso 2017-2018. Además, el ayuntamiento aporta 1.000 euros a cada uno de los tres centros educativos para el desarrollo del programa.

Un plan para la mejora de la convivencia

El primer edil ha destacado que el texto del acuerdo «ha sido elaborado y consensuado por todas las partes y en él se expresa ese compromiso compartido de los IES y del ayuntamiento para la puesta en marcha de un plan para la mejora de la convivencia».

La delegada municipal de Educación, Teresa Ganfornina, ha señalado que la intención es que el proyecto, que se pondrá en marcha durante el curso actual, «perdure en el tiempo». Ganfornina ha explicado que el Plan de Convivencia «está encaminado a erradicar comportamientos problemáticos en todo el alumnado» y el «Aula de convivencia» está pensada para tratar «los casos de alumnos que llegan a ser expulsados de sus centros, con el problema que ello supone para sus familias».

Los temas más graves que aborda este tipo de planes son los relacionados con el acoso escolar, el maltrato infantil, el nivel de absentismo y la agresividad que presentan los alumnos, pero también se recogen asuntos de tipo organizativo.

En cuanto a los pasos a seguir para resolver un conflicto, planes similares al firmado en Lebrija establecen como primer nivel la solución por parte del profesorado, al que le siguen los tutores y, si es necesario, el jefe de estudios y el director. La última instancia para afrontar la solución del problema es la comisión de convivencia del centro.

Tras la firma del acuerdo de colaboración, los directores de los tres institutos de la ciudad se han mostrado satisfechos. El director del Virgen del Castillo, Sergio Delgado, ha puntualizado que «muchas veces nos vemos sin recursos porque a veces existe un alumnado con el que no sabemos qué hacer, por eso viene muy bien contar con especialistas que nos facilitan nuestra labor». Eva Ávila, directora del Bajo Guadalquivir, se ha comprometido a mantener de forma constante la colaboración entre institutos y ha valorado como «muy positivo» contar con agentes externos a los centros que ayuden con este tipo de casos. Apoyando las apreciaciones de sus compañeros, la directora de El Fontanal, Elena González, ha agradecido al consistorio su apuesta «por este proyecto tan necesario».