Operarios de Adif trabajan en el encarrilamiento del primer vagón de los tres afectados tras el accidente - C. G.
ACCIDENTE DE TREN EN ARAHAL

Se recupera la circulación ferroviaria tras retirarse los vagones siniestrados

Una grúa de grandes dimensiones se encargó de encarrilar los tres coches afectados por el accidente del pasado miércoles

ARAHALActualizado:

La vía afectada tras el accidente de tren quedó reabierta anoche tras lograr los operarios de Adif que los tres vagones lograsen su encarrilamiento gracias a la labor de una grúa de grandes dimensiones.

A primera hora de la tarde el primer vagón alcanzó su nuevo destino gracias a un tres especial que hizo de remolcador. Sobre las ocho de la tarde de ayer, el último vagón se retiraba de la vía, quedando expedita la red ferroviaria, después de tres días de arduo trabajo.

El primer vagón fue encarrilado a primera hora de la tarde llegando a El Sorbito donde permanecerá allí para su revisión técnica.

Una vez despejada la zona, los técnicos de mantenimiento de infraestructuras y vías de Adif, que han estado trabajando en turnos de 24 horas, repararon los 450 metros de vía afectados por el incidente, a fin de tenerla expedita para hoy mismo a primera hora para que pueda reanudarse la circulación ferroviaria por la zona.

Una parte de esta vía férrea, la más dañada, está ya arreglada, y la laguna que había alrededor prácticamente ha desaparecido.

Mientras una grúa de grandes dimensiones levantaba el coche que resultó más dañado, el que iba en último lugar, los técnicos limpiaban de piedra los raíles.

También necesitaron cortar una chapa de gran tamaño que estaba medio caída y entorpecía el movimiento de la máquina. Entre estos trabajos de reparación para poder poner el vagón en marcha tuvieron también que ensanchar la vía con un gato hidráulico. El golpe, según decían los técnicos en el lugar, había estrechado esa zona y tenían que adecuarla de nuevo al ancho de la máquina.

El día 29 debido a la intensa lluvia caída a lo largo de toda la noche, hasta 113 litros por metros cuadrados se recogieron en la zona, al menos otro punto más de la vía férrea, desde donde ocurrió el accidente hasta la estación de Arahal, permanecía completamente anegado por una gran laguna de agua. Hay fotografías recogidas a primera hora de la mañana que lo demuestran.

El problema, según indicaron entonces fuentes de Adif, no era que el agua estuviera encima de la vía sino que hubiera dañado la estructura, por eso ese día se mantuvo cerrado el tramo al menos durante hora y media.

De hecho, el tren siniestrado pasó por ese punto de la vía anegado, situado dentro del casco urbano de Arahal, junto al polígono industrial La Cantarería.

Por su parte, el portavoz socialista del Ayuntamiento de Arahal, Rafael J. Serrano, solicitó ayer tarde en pleno al alcalde, Miguel Ángel Márquez, que le explicara la actuación municipal en el descarrilamiento del tren para saber «si habíamos estado a la altura».

Asimismo, según informó ayer el bufete de abogados Osuna, un grupo de heridos estudian las posibles responsabilidades en vía administrativa contra Adif por mal funcionamiento de la Administración que puedan derivarse del siniestro.