LOS PALACIOS

Programa para que los jóvenes detecten problemas de otros adolescentes en cinco IES

Se trata de localizar entre menores casos de acoso escolar, trastornos alimentarios o relaciones sexuales sin protección

Agentes de salud con sus diplomas acreditativos de la responsabilidad que tienen
Agentes de salud con sus diplomas acreditativos de la responsabilidad que tienen - ABC

Está demostrado. Los jóvenes llegan mejor que nadie a los que tienen su edad y sufren problemas tales como acoso escolar, trastornos alimentarios o el mantenimiento de relaciones sexuales sin protección.

Las inquietudes hacia su bienestar por parte de los profesionales del centro de salud Nuestra Señora de la Nieves de Los Palacios y Villafranca ha tenido como premio el éxito de un proyecto pionero, iniciado en el año 2011, cuyo objetivo está dirigido a detectar y solucionar los problemas en los adolescentes implicándolos como parte activa.

El consumo de sustancias adictivas en menores o el acoso escolar son algunos de los temas prevalentes sobre los que se ha trabajado en el marco de la promoción de la salud en la adolescencia. Bajo la dirección de María Victoria Rodríguez, médico de familia de ese ambulatorio, se realizó entre 2011 y 2012 un estudio local sobre el consumo de alcohol en estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). La idea surgió a raíz de la labor realizada por los profesionales del citado centro asistencial durante una década en prevención y promoción de la salud a través de charlas en institutos. Allí captaron que el consumo de sustancias adictivas era preocupante.

El resultado habla por sí mismo: mientras que en Andalucía la media de edad en la que los menores inician la ingesta de alcohol se sitúa en los 16 años, en Los Palacios se anticipaba a los 13,6.

Además, el consumo de los menores de entre 14 y 15 años en el municipio superaba la media andaluza (13,6%) con un 42,1%.

La constatación de este problema motivó el inicio de un plan local de actuación en el consumo de sustancias adictivas en menores, coordinado por los profesionales sanitarios y la implicación del ayuntamiento palaciego. El mismo lo desarrolla un equipo del que forman parte delegaciones municipales de Sanidad y Consumo, Juventud y Educación, profesionales de los centros de salud del pueblo, Policía Local, Guardia Civil, la Asociación Local de Empresarios, orientadores de institutos, alumnos y Ampas, Asociación de Alcohólicos Anónimos, Centro de Educación Permanente de Adultos y Consejo Escolar Local.

Sin embargo, se puso de manifiesto la dificultad para comunicar con los jóvenes y así surgió en este proyecto la figura del agente de salud: jóvenes estudiantes de la ESO que se forman en distintas disciplinas, actuando como referentes entre sus iguales.

Ellos observan, orientan e incluso acompañan a otros jóvenes en cuestiones relacionadas con la salud, consumo de drogas y otros conflictos en pro de la prevención y la solución de problemas. Para ello, están arropados por un equipo de distintos profesionales (médicos de familia, enfermeros, orientadores, técnico de ciudades ante las drogas, técnico de sanidad del ayuntamiento, Policía Local y Guardia Civil) a los que pueden consultar o derivar al igual.

Hasta el momento se han convertido en agentes de salud un total de 73 jóvenes de Los Palacios que están en todos y cada uno de los cinco institutos de Enseñanza Superior (IES) que hay en los palacios.

Aprenden mucho

Reciben formación impartida por distintos profesionales sobre alimentación saludable y ejercicio físico, habilidades para la vida, prevención del consumo de alcohol, de tabaco, de drogas ilegales, de enfermedades de transmisión sexual, de embarazos no deseados, de violencia de género, del acoso escolar; educación sexual, métodos anticonceptivos, nuevas tecnologías y sus riesgos, resucitación cardiopulmonar básica y manejo del desfibrilador.

Cada mes celebran reuniones mensuales de puesta en común. Además existe un grupo de WhatsApp para convocar reuniones y actividades, mientras que las consultas se formulan por WhatsApp privado.

La valía de este proyecto se ha reconocido con la mención especial en el 25 Congreso Andaluz de Medicina Familiar y Comunitaria.

Dice María Victoria Rodríguez, que «este programa es único y muy valioso, tanto por su características como por los beneficios que aporta a la salud de los adolescentes y la tranquilidad de sus familias».

Además, asegura que este proyecto es exportable a cualquier municipio. Hasta ahora se han interesado por él en Granada.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios