Miguel Ángel Romero con dos de los perros de la Unidad Canina de El Cuervo
Miguel Ángel Romero con dos de los perros de la Unidad Canina de El Cuervo
El Cuervo de Sevilla

Los perros antidrogas de El Cuervo, referentes a nivel estatal

La Unidad Canina de la Policía Local utiliza el método de marcaje lapa, que evita daños en objetos y personas

El Cuervo de SevillaActualizado:

A pesar de los avances tecnológicos y científicos, a pesar de la mayor y mejor formación de las fuerzas de seguridad, a pesar de la sagacidad de policías y guardias civiles, todo indica que la mejor forma de detectar drogas y sustancias estupefacientes es utilizar un perro adiestrado. Su fino olfato les lleva a localizar en poco tiempo grandes y pequeñas cantidades de drogas ocultas en vehículos y todo tipo de objetos, y hasta en la ropa de los presuntos traficantes y consumidores. Los perros detectores de drogas se han convertido en una herramienta operativa imprescindibles en la lucha contra el narcotráfico.

El Cuervo de Sevilla dispone de una prestigiosa Unidad Canina de la Policía Local, creada en junio de 2013 gracias al esfuerzo y dedicación de Miguel Ángel Romero, policía local, guía e instructor de guías y perros, y propietario de los cuatro canes detectores de drogas con que cuenta la unidad.

Este departamento policial es referente a nivel estatal en la formación de guías destinados en grupos homólogos de Granada, Huelva, Córdoba, Jerez, Algeciras o El Puerto de Santa María, contabilizándose cerca de 50 los guías caninos de policías locales formados por la unidad cuerveña, que está avalada por más de 2.500 horas de formación especializada en materia de detección de drogas y sustancias estupefacientes. La formación no se limita a Andalucía: este año ha formado a un policía judicial de Costa Rica y a un policía aeroportuario de Argentina. Incluso se ha desplazado a Inglaterra, gracias a la colaboración establecida con Gibraltar, para demostrar su metodología de trabajo.

Además, la unidad suele colaborar con Guardia Civil y Policía Nacional «como herramienta operativa de cercanía», señala Romero a ABC de Sevilla mientras realiza una completa exhibición del trabajo de los perros utilizando pequeñas porciones de droga colocadas a distintas alturas y ocultas en grietas de las paredes y suelos, en buzones y coches, e incluso en uno de los bolsillos del pantalón del redactor que firma este reportaje.

La peculiaridad de la Unidad Canina de la Policía Local de El Cuervo es el llamado marcaje lapa. Según este método, «el perro marca con la trufa del hocico el lugar donde está la droga, tumbado si la sustancia está en el suelo, sentado si está a media altura y de pie cuando se encuentra en alto, y siempre sin coger la droga», explica el instructor.

«Este método es mejor y más eficaz» que el que utilizan las unidades caninas de Guardia Civil y Policía Nacional, asegura Romero, ya que «el perro no daña el lugar donde se esconde la droga, con lo que es ideal para la detección de pequeñas cantidades» y evita posibles reclamaciones por parte de los registrados. Los perros detectores de drogas de los otros cuerpos de seguridad practican un método más agresivo en el que el animal señala el lugar donde se encuentra escondida la sustancia arañando con sus patas. Miguel Ángel Romero subraya que «en España no se trabaja a nuestro nivel, aunque el método de marcaje lapa comienza a implantarse, al ser más efectivo, exacto y menos agresivo».

Actualmente, la unidad de El Cuervo dispone de dos perros pastores holandeses, un pastor belga malinois y un labrador. «Siempre buscamos un ejemplar sin miedo, muy sociable, que se mueva bien en todos los ambientes», indica el policía local que estima en cuatro meses el tiempo que lleva adiestrar a un animal como perro detector de drogas «teniendo en cuenta sobre todo la actitud del animal, buscando siempre las mejores cualidades y la predisposición al juego».

Al contrario de la creencia popular de que los perros detectores de drogas son adictos y reciben como recompensa a su trabajo dosis de drogas, lo cierto es que la recompensa se hace siempre a través del juego. En esta línea, Romero dispone de juguetes exclusivos para cada perro que les entrega una vez que el can ha llevado a cabo de forma correcta su trabajo de detección, localización y marcaje. Los animales de la Unidad Canina de la Policía Local de El Cuervo están especializados en la detección de hachís, marihuana, cocaína, heroína. LSD, MDA y éxtasis.