Una recreación exacta de las tropas romanas que conquistaron Carmona desfilaron por las calles de la ciudad
Una recreación exacta de las tropas romanas que conquistaron Carmona desfilaron por las calles de la ciudad - A. M.
Ocio y cultura

Un mes para trasladarse al esplendor de la «Carmo» romana

El amplio patrimonio de la época se convierte en eje de actividades culturales y de ocio

CarmonaActualizado:

Carmona es uno de los municipios andaluces en los que la huella romana está más presente: Necrópolis, Anfiteatro, un puente, yacimientos, espléndidas piezas en su museo, restos del foro y lo que resulta más llamativo, construcciones romanas aún en pie como las puertas de Córdoba y de Sevilla. Elementos que constituyen un aliciente turístico que la ciudad quiere potenciar como atractivo específico para el visitante.

Y para empezar lo hace dedicando el mes de octubre a recordar el esplendor de la Carmo romana con actividades culturales y de ocio, que además servirán para celebrar el vigésimo aniversario de la creación de la creación de la Ruta Bética Romana que discurre por 15 localidades de Sevilla, Córdoba y Cádiz donde la huella romana se manifiesta con mayor esplendor.

La agenda para el mes incluye tres exposiciones que tienen como espacio el Museo de la Ciudad y la Casa de la Cultura. En una de ellas se trata de sacar a la luz un patrimonio romano que de forma muy reciente ha pasado de mito a realidad y que el futuro puede deparar importantes hallazgos. Se trata de las minas de aguas subterráneas de época romana que cruzan el subsuelo de toda la ciudad y que se extienden por los alrededores, configurando un gigantesco sistema de abastecimiento hidráulico que supone una obra monumental. Las primeras exploraciones así lo confirman y aún quedan muchos kilómetros por explorar.

También será materia expositiva el resultado del concurso fotográfico «Carmona Romana» y un cómic denominado «Gloria Victis» hecho para la ocasión y con vocación educativa por los autores Mateo Guerrero, Juanra Fernández y Javi Montes, con la colaboración de la asociación Carmona en Viñetas. Habrá un segundo cómic «Misión Lucero de Europa», realizado por Rafael Jiménez y Verónica R. López que se presentará en el Museo de la Ciudad el  21 de octubre.

Este mes será una buena oportunidad para acercarse a una parte de ese patrimonio romano al que resulta más complicado acceder. Es el caso del hipogeo romano de San Felipe, un templo que se encuentra bajo una vivienda de Carmona y al que se accede desde una trampilla en la calle. Un espacio cargado de misterio y que es uno de los elementos más singulares del patrimonio de esté época en la provincia. Por su dificultad de acceso, sólo se visita con visitas guiadas. Habrá dos, los días 14 y 29 de octubre, que coordina la oficina de turismo local.

Este domingo tuvo lugar una jornada de puertas abiertas en la Puerta de Córdoba , el monumental acceso a la ciudad concebido como arco de triunfo para proclamar asomado a la Vega que aquella era la ciudad «más fuerte de la Bética», descripción que se atribuye a Julio César. Y el cardo máximo de la ciudad, cuyo trazado aún articula el urbanismo del casco antiguo se llenó de los soldados de la Legio I Vernácula, el Grupo de Recreación Histórica y Arqueología Experimental. Con total rigor histórico y perfectamente ataviados como los soldados de la República que conquistaron Carmona a los cartagineses, desfilaron por la ciudad, ofrecieron una explicación de la configuración y armamento del ejército romano y mostraron de forma práctica varias de sus tácticas de combate.

Para los más pequeños hay talleres infantiles en con la colaboración de la Asociación Arqueohesperídes, y de cuentacuentos en la Biblioteca Municipal (20 de octubre). Los centros educativos de Carmona también  podrán disfrutar de talleres infantiles programados en el Museo.

El alcalde de Carmona y presidente de la Ruta Bética Romana, Juan Ávila, explica que estas actividades tienen como objetivo «difundir y poner en valor la enorme riqueza patrimonial e histórica de nuestra ciudad y que es una de las razones que explican que cada año lleguen a nuestra ciudad decenas de miles de visitantes procedentes de países de todo el mundo».