Cádiz Provincia

Nueva oleada de robos en la Comarca de La Vega

El Ayuntamiento de Lora del Río emite un comunicado para tranquilizar a los vecinos tras los últimos asaltos en el cementerio y la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción

Un vehículo de la Guardia Civil ante la puerta del Ayuntamiento de Lora
Un vehículo de la Guardia Civil ante la puerta del Ayuntamiento de Lora - ABC

Cuatro individuos mantienen en jaque la seguridad de la localidad de Lora del Río que en las últimas semanas ha visto cómo la estadística de robos se ha disparado. La situación ha generado una alarma social que el Consistorio ha tratado de mitigar a través de un comunicado de prensa remitido ayer en el que informaba que la Policía Local y la Guardia Civil han coordinado sus esfuerzos para incrementar la vigilancia durante las noches. Además confirmaban que ambos cuerpos habían cerrado tres detenciones.

Fuentes policiales indicaron a ABC que el cuarto sospechoso está en paradero desconocido aunque está plenamente identificado. Todos son vecinos de Lora y muy conocidos por sus perfiles de delincuentes reincidentes.

Los últimos asaltos se han registrado en el cementerio, donde entraron los cacos dos veces para sustraer herramientas del personal de mantenimiento, y en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de donde se llevaron el dinero del cepillo. A estos asaltos hay que sumar una decena más denunciados en apenas tres semanas. Los objetivos de los ladrones han sido comercios y vehículos. Una sucesión de hechos delictivos que descalabra la habitual tranquilidad de una localidad como Lora. En una solo noche, por citar un ejemplo, fueron reventados hasta cinco coches.

Delincuentes reincidentes conocidos

Los tres detenidos ya han quedado en libertad con cargos, reactivando la alarma. Los delincuentes reincidentes, con alto grado de dependencia a la droga, son un problema de seguridad que se repite en varias localidades. En la comarca de la Vega la Guardia Civil ha llevado a cabo dos operaciones policiales para atajar oleadas similares en julio y agosto.

En la «Operación Lavandi», el Instituto Armado arrestaba en julio a dos jóvenes por once robos en Lora del Río, Puebla de los Infantes y Cantillana. Un mes después, el Cuerpo Benemérito informaba de la «Operación Segola». Siete personas eran detenidas por una veintena de asaltos en casas, comercios y hasta en la Casa Consistorial de Peñaflor. Una oleada que venía ocurriendo desde el mes de junio y que había alcanzado también a la localidad cordobesa de Palma del Río.

La teniente de alcalde de Peñaflor, Ana Ruiz, reconocía que había vecinos que no querían abandonar sus casas aunque fuera la romería de la localidad por miedo a que entraran los ladrones. Al igual que en Lora, en este pueblo también tienen plenamente identificados a los responsables de los robos y lo relacionan con la necesidad de buscar dinero rápido para costearse su adicción.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios