LOS PALACIOS

Dos jóvenes hermanos de Los Palacios triunfan en Estados Unidos con sus figuras de belén

Juan José y Jesús Cerrada las exportan también a Italia, Puerto Rico y Camerún y ambos representaron a Andalucía en el Congreso de Belenistas de Bérgamo

La empresa palaciega ha conseguido mucho prestigio en el mundo belenista
La empresa palaciega ha conseguido mucho prestigio en el mundo belenista - F.R.M.
FERNANDO RODRÍGUEZ MURUBE Los Palacios - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Como tantas y tantas familias en España, Juan José y Jesús Cerrada preparaban de pequeño cada navidad junto a sus padres y sus otros dos hermanos el portal de belén. Como un buen equipo repartían las tareas de todo luciera a la perfección. Uno se encargaba de ir a la carpintería a por el serrín que disfrazara la mesa del salón de orillas, caminos y montañas, otro a la tienda a comprar las luces y el papel que llenarían de fantasía el nacimiento, otro a la tarea de buscar y desempolvar la caja con todas las figuras, etc.

Hasta ahí todo muy normal. Lo que ya no lo es tan habitual es que aquel par de críos conviertan de mayor este entretenimiento familiar de la infancia en su oficio y su beneficio.

Aquel cariño y entusiasmo que sus padres les inculcaron por esta entrañable liturgia fue, sin duda, el germen de lo que hoy es «Arte Sacro-Hermanos Cerrada», una de las cinco empresas belenistas más potentes de España. Con posterioridad a los capítulos de la niñez, el mayor de los hermanos investigó más a fondo sobre este mundillo y se atrevió a hacer de forma autodidacta sus primeras piezas como aficionado. Pero poco a poco el gusanillo fue creciendo, y años más tarde decidió comprar su propio horno de cocción.

Viendo la buena aceptación que tienen sus creaciones opta por participar en diferentes eventos que se celebran en Jerez de la Frontera, cuna del belenismo andaluz desde que a principios de los noventa tomen nociones de los catalanes—allí los denominan pesebres—, máximos exponentes a nivel nacional con el famoso caganer como símbolo.

Así, comienza a plantearse la idea de crear un negocio, proyecto al que se une en 2007 su hermano Jesús, quien hasta ese momento solamente le ayudaba y que abandona su trabajo como operador en una fábrica de transformación de materias plásticas para embarcarse de lleno y profesionalmente en la fabricación artesanal de niños Jesús, reyes magos, pastores, ovejas, etc.

En apenas diez años

Gracias al esfuerzo y el trabajo incansable de estos dos palaciegos, Arte Sacro ha conseguido en apenas una década de existencia competir con las empresas belenistas de toda Europa. Sin ir más lejos, el pasado mes de octubre tuvo el privilegio de ser el único taller andaluz que participó en el XX Congreso Internacional de Belenistas celebrado en Bérgamo (Italia). Un prestigio reconocido a nivel mundial que cada año salgan miles de piezas desde su taller en Los Palacios con destino a países como Italia, Portugal, Estados Unidos, Venezuela, Puerto Rico o Camerún, además de vender por toda la geografía española.

Asimismo, cabe mencionar que la calidad y el valor artístico de sus obras realizadas con pasta cerámica pueden disfrutarse estos días en varios puntos de Sevilla capital: en el antiguo hospital de San Bernardo, en la Fundación Antonio Díaz, en el Círculo Mercantil, en la fundación La Caixa, o en la zona noble del estadio Benito Villamarín.

De este modo, en apenas una década han conseguido posicionarse en un mercado que, aunque pudiese parecer lo contrario, atraviesa el mejor momento de su historia. Y es que las representaciones del nacimiento de Jesús son una costumbre muy extendida tanto en los hogares españoles como en gran parte del mundo, pese a que se haya visto un poco desplazada en los últimos años por motivos decorativos importados de otros países, como por ejemplo, el árbol de navidad o la decoración basada en figuras de Papá Noel.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios