La zona ajardinada de la fuente del Pulpejo en Arahal es una de las entradas más importantes del pueblo
La zona ajardinada de la fuente del Pulpejo en Arahal es una de las entradas más importantes del pueblo - C.G.
ARAHAL

Jardines con riego inteligente en Arahal

Una aplicación recoge los parámetros de caudal de riego, humedad relativa del terreno o la temperatura exterior para reducir el consumo de agua

ARAHALActualizado:

La zona ajardinada de la fuente del Pulpejo en Arahal se ha convertido en espacio piloto para poner en marcha un proyecto de riego inteligente cuyo objetivo principal es reducir de manera significativa el consumo de agua.

A partir de ahora, el riego en esa zona, situada en una de las entradas de Arahal, estará controlado por ordenador e, incluso, por teléfono móvil a través de una aplicación que ofrece los parámetros de caudal de riego, humedad relativa del terreno o la temperatura exterior.

De esta manera, no se gastará ni una gota más del agua necesaria lo que es un adelanto teniendo en cuenta la sequía que se sufre por esta zona.

«Será una optimización de la red que comenzamos por este jardín pero la intención es aplicarla a otros jardines del pueblo; el segundo será el del polígono Vereda Osuna», explicó el delegado de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, Javier Avecilla.

El parque de la fuente del Pulpejo es uno de los más emblemáticos de Arahal y su zona ajardinada se adecentó recientemente, convirtiéndose así en uno de los pulmones verdes del caso urbano.

El sistema de riego ha sido implantado por Softcrits, una empresa tecnológica, spin-off de la Universidad de Málaga, que se fundó en 2009 para el análisis, diseño, desarrollo y mantenimiento de tecnologías software aplicadas principalmente a sistemas complejos basados en la utilización de elementos empotrados, redes de computadores y dispositivos de monitorización.

Uno de los proyectos de más éxito de Softcrits ha sido precisamente el sistema SoftGreen de riego inteligente implantado en Arahal, aunque no es la primera localidad en la que se pone en marcha. Los jardines de Castro del Río (Córdoba) fueron pioneros en la utilización de este sistema de riego.

La empresa explica que se trata de monitorizar las condiciones medioambientales de una zona verde de modo que estos datos estén disponibles para los usuarios del sistema y se pueda conocer en tiempo real el estado del jardín.

Además, desde la aplicación se realizan cálculos en base a los datos medioambientales recolectados para gestionar de forma eficiente los riegos de forma que se optimice el estado del jardín y la cantidad de agua regada.

Esta empresa nació al abrigo de la Universidad de Málaga, que pone a sus ingenieros a trabajar en proyectos innovadores que acaban siendo realidad. Este grupo de técnicos ganaron en 2007 el segundo puesto en el concurso Spin-off de dicha universidad que elige los mejores proyectos empresariales.