Cádiz Provincia

Archivada la denuncia de Dos Hermanas contra uno de los acusados por la violación de los Sanfermines

Un militar había puesto en conocimiento de la Policía de Pamplona que socorrió en 2010 a una joven en las inmediaciones de El Copero, donde estaba destinado el guardia civil investigado

Imagen de los cinco acusados por la violación de los Sanfermines
Imagen de los cinco acusados por la violación de los Sanfermines - ABC

Un supuesto tercer ataque sexual, vinculado a uno de los cinco jóvenes sevillanos acusados de una violación grupal en los pasados Sanfermines, ha saltado en mitad de la investigación que se sigue en el juzgado de Instrucción 4 de Pamplona. Una información adelantada este jueves por El Español y confirmada por fuentes judiciales.

Un militar destinado en la base de El Copero, en Dos Hermanas, asegura que socorrió a una joven en 2010 que apareció en las inmediaciones del recinto militar completamente desorientada y afirmando que tras una noche de fiesta con unos chicos, se había despertado con dolores y sin sus pertenencias. La chica no quiso denunciar entonces.

Ese testigo ha relacionado aquel episodio ocurrido hace seis años con uno de los cinco jóvenes detenidos en Pamplona el pasado verano. Se trata de Antonio Manuel Guerrero, guardia civil que por entonces también estaba en la base nazarena y a quien reconoció el citado militar gracias a la difusión mediática del caso.

Esa información acerca del episodio de 2010 la puso en conocimiento de la Policía de Navarra, que a su vez la trasladó al juzgado de instrucción número 4 de Pamplona, que ha decidido inhibirse a favor del juzgado de instrucción decano de Dos Hermanas, para la apertura de diligencias. Son las terceras que se incoan vinculadas a algunos de los acusados, después de que hace unas semanas se abriera un segundo caso en Pozoblanco, donde otra jovem asegura que fue agredida por cuatro de los procesados.

Sin víctima, no hay caso

Si bien, fuentes del TSJA han confirmado este jueves que dichas diligencias iniciadas en Dos Hermanas hace unos días por el juez titular del juzgado Mixto número 5 han sido archivadas provisionalmente, «porque no se puede identificar quién es la víctima ni donde se encuentra» y porque de la denuncia «no se puede deducir que se haya producido un hecho delictivo».

En caso de que la supuesta víctima apareciera y decidiera denunciar, el caso podría reabrirse.

La noticia publicada por El Español ha hecho reaccionar a los abogados de Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena, José Ángel Prenda Martinez y Ángel Boza Florido, quienes a través de un comunicado niegan la participación de sus clientes en los hechos que acaban de conocerse. Uno de ellos ha afirmado a ABC que ni tan siquiera tienen constancia de que se hubieran abierto diligencias. Así, el letrado de Cabezuelo Entrena, militar de la UME, asegura que «es imposible» que su cliente hubiera estado en Dos Hermanas por esas fechas porque «por aquel entonces estaba destinado en otro sitio».

Declaración el 25 de octubre

El letrado Luis Romero, que representa a Jesús Escudero, tampoco tenía constancia de esas nuevas diligencias. Sí ha confirmado que el próximo 25 de octubre, la juez de Pozoblanco tomará declaración nuevamente a la víctima de ese supuesto segundo ataque sexual después de que lo solicitaran varias de las defensas. También están citados tres testigos.

Esa joven habría sido agredida por cuatro de los cinco implicados en el caso de los Sanfermines el pasado mes de mayo, tras conocerla en la feria del municipio cordobés de Torrecampo y desplazarse hasta Pozoblanco.

Los investigados presuntamente grabaron los abusos con un móvil y compartieron uno de los dos vídeos en un chat. El magistrado de Pamplona, que ha investigado el contenido de los terminales de los acusados, sostiene que «existen serios indicios de que podrían haberse utilizado sustancias específicamente destinadas para provocar la inconsciencia de la víctima».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios