LORA DEL RÍO

Un ingeniero de Lora inventa una máquina inteligente con la que entrenarse al pádel

Además de lanzar bolas está conectada a un «smartphone» que analiza el ángulo de cada golpe y corrige errores

Antonio Jiménez, junto a su invento, que está teniendo gran éxito
Antonio Jiménez, junto a su invento, que está teniendo gran éxito - L.R.I.
LAURA R. IÑIGO Lora Del Río - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Un ingeniero técnico industrial y profesor de FP de 35 años se ha convertido en un inventor y emprendedor 2.0 de gran éxito en la creación de innovadores gadgets que exporta por todo el mundo desde hace más de diez años.

Antonio José Jiménez Martín trabaja por las mañanas como profesor del ciclo formativo de grado medio de técnico en instalaciones frigoríficas y de climatización en Constantina y por las tardes colabora con la empresa familiar, donde se encarga del I+D+i ideando, investigando y fabricando productos exclusivos, de los que algunos de ellos patenta.

Este docente loreño cuenta con varias patentes industriales en su poder que comercializa en los cinco continentes, aunque lo considere una afición. «Realmente no soy empresario, la docencia es mi trabajo y lo segundo lo considero un hobby», destaca. Y añade:«Mi vocación es la de profesor. Disfruto dando clases pero una vez termino mi jornada laboral, las tardes que no juego al pádel o no estoy con la familia, me gusta dedicarlas a investigar y localizar nuevos productos para adaptarlos», dice.

Estas tardes se alargan mucho:«Hay que tener en cuenta que para hablar con algunos proveedores debo hacerlo a las 4 de la madrugada para cogerlos activos pues son chinos, rusos o australianos».

Patentes

La primera de sus patentes, se trata de una muñequera de algodón idéntica a la que usan los jugadores de tenis o pádel pero que incorpora dentro del tejido un dispositivo bluetooth que se enlaza con tu teléfono para poder hablar y responder llamadas telefónicas sin usar las manos, es decir, un manos libres para cuando haces deporte. «Está patentado y hemos fabricado 800 unidades de las que ya se han vendido más de la mitad», explica, aunque señala que, no está teniendo el éxito previsto porque «deberíamos haber estudiado mejor el mercado», reconoce a ABC Provincia.

Se trata de un producto que funciona perfectamente, con buena calidad y muy práctico «pero si lo piensas detenidamente, la mayoría de deportistas no desean atender llamadas cuando realizan deporte, ahí pensamos que ha estado el problema de la lentitud en las ventas».

Sin embargo, Antonio José tiene algo muy claro y es que para vender en Internet y que lo que vendas sea rentable, tienes dos opciones: «Revientas los precios o innovas, es decir, vendes muy barato algo que ya tienen otras 5.000 tiendas más, o vendes algo totalmente novedoso, adelantándote al mercado, creando tú el producto o adaptando algo que existe con el fin de encontrar la necesidad de tu cliente y poder sacar un mayor beneficio», subraya Antonio Jiménez.

Su segunda patente es una especie de máquina lanzapelotas para pádel y tenis sin corriente eléctrica. «Dicho así parece un artefacto muy complejo y sofisticado, casi mágico», señala, pero es mucho más simple. Se trata de estructura de acero inclinable y plegable que incorpora una red elástica especial y un soporte para smartphones con el que poder consultar la APP, permitiendo de esta forma entrenar sin adversario los diferentes golpes.

Con el móvil, según dice a ABC Provincia Antonio Jiménez, se puede consultar el ángulo de inclinación del golpe y el PadelBoing, como se llama ese invento, además de poder grabarte te permite corregir fallos.

Es un producto, según su inventor, que hace posible mejorar la técnica de los jugadores y que es capaz de hacer más rentables los clubes y que entrenadores puedan multiplicar el número de alumnos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios