Contadores del incendio en El Viso del Alcor
Contadores del incendio en El Viso del Alcor - G.M.
EL VISO DEL ALCOR

La Guardia Civil apunta a la manipulación de los contadores como origen del incendio de El Viso

Fueron desalojadas 28 familias en un bloque de viviendas en la calle de la Encina

El Viso del AlcorActualizado:

Con motivo del incendio ocurrido en la madrugada de hoy en la calle de la Encina de la localidad de El Viso del Alcor, y debido a la cantidad de personas que fueron desalojadas y realojadas, así como a la trascendencia social y a las circunstancias que rodean a las viviendas ocupadas, la Guardia Civil ha solicitado al equipo de investigación de incendios de esa zona la realización de la inspección técnico ocular.

Según ha podido saber ABC, la Guardia Civil apunta que una de las principales causas del incendio podría estar relacionada con la manipulación de las conexiones eléctricas en el cuarto de contadores. El fuego se declaró en el cuarto de contadores del conjunto residencial. El humo se extendió los conductos del cableado y a través de ellos entró en las viviendas.

Hay que recordar que un bloque de viviendas sufrió un incendio sobre las cuatro de la madrugada, que obligó a desalojar a 28 viviendas, 90 personas, si bien no hubo que lamentar daños personales, no así el inmueble, puesto que tiene importantes daños que por ahora impedían a lo largo de la mañana que las familias regresasen a sus casas.

Afortunadamente, hubo vecinos que se dieron cuenta y comenzaron a avisar a los demás que a esa hora estaban dormidos. Cuando intentaron abandonar el inmueble se vivieron situaciones de angustias, la lengua de fuego que salía del contador subía por las escaleras e les impedía salir a la calle.

Imagen del contador del cuadro eléctrico
Imagen del contador del cuadro eléctrico-ABC

El diseño del conjunto residencial resultó providencial. Tiene un patio en medio donde pudieron situarse y respirar aire limpio. Allí vivieron momentos de angustia mientras los bomberos conseguían apagar las llamas y dejar la salida libre. Otro motivo de alarma fue que en uno de los pisos no contestaba nadie. Los bomberos arrancaron la reja para entrar y vieron que estaba vacío.

Los afectados se reubicaron en casa de familiares, salvo una familia con una niña pequeña que no tenía dónde ir y para la que la Policía Local habilitó un espacio en la Jefatura donde pudieran pasar la noche. Esta mañana, los Servicios Sociales se han hecho cargo de ellos para buscarles un alojamiento.

El edificio permanece precintado ya que tiene que desalojarse la totalidad del humo, evaluar los daños e investigar el origen concreto del fuego.