CARMONA

La ginebra de Carmona entra en China y conquista cuatro continentes

Puerto de Indias ha doblado su plantilal durante el último año y volverá a hacerlo cuando termine la nueva fábrica en la que invertirá más de 4,5 millones de euros

El 85 por ciento de la plantilla son mujeres
El 85 por ciento de la plantilla son mujeres - A.M.
ALBERTO MALLADO Carmona - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

La ginebra de Carmona Puerto de Indias escribe nuevos capítulos en una historia de éxito fulgurante: ha adquirido los terrenos para construir una nueva fábrica; ha doblado su equipo de trabajo en un año y su expansión internacional avanza rápidamente por cuatro continentes.

Tres años de vida son los que tiene la empresa, desde que echó a andar en una antigua destilería de aguardiente. Todo parte de una ocurrencia, la de macerar la ginebra en fresas, y a partir de ahí todo se vuelve de color de rosa para la empresa. Sus botellas de ginebra con el color rosado que las identifica comienzan a venderse cada vez más, tanto que prácticamente crean un nuevo sector, ya que las principales marcas se lanzan a fabricar ginebra de fresas.

El crecimiento les ha llevado a desbordar los límites de la sede original y ya han adquirido una parcela de 15.000 metros cuadrados en el Parque Logístico de Carmona. Será una fábrica nueva que les permita seguir creciendo y atender la demanda que reclama el incremento de sus ventas. Estiman que este año cerrarán los datos de producción con más de 3,5 millones de botellas.

Se quedó pequeña

Todo esto sale ahora de unas instalaciones que ocupan 500 metros cuadrados, en un entorno natural, con complicado acceso y donde se trabaja en unas naves que se crearon con otra finalidad. «No vamos a morir de éxito», afirma José Antonio Rodríguez, uno de los socios de la firma. Y para que eso no ocurra están dispuestos a invertir 4,5 millones de euros en unas instalaciones que deben estar construidas en un plazo de año y medio. Con la nueva fábrica a pleno rendimiento tendrán capacidad para producir 10 millones de botellas al año.

Todo esto supone un aumento del empleo. Hace poco más de un año eran 40 empleados. Ahora son 86 puestos directos, a los que se suman unos 40 indirectos, que en su mayoría atienden a los eventos de promoción: alrededor de 60 por semana. La puesta en marcha de la nueva fábrica creará más empleo: 40 en producción y 40 en el departamento comercial. Con una nota distintiva el 85 por ciento de la plantilla son mujeres. Para facilitarles la conciliación la empresa tiene conciertos con guarderías para sus empleados.

Sus ventas se extienden ya por toda España, donde ahora tiene salida la gran mayoría de la producción. Pero ya han entrado en cuatro continentes y el próximo año esperan que la demanda se dispare desde estos países. Desde Europa suben los pedidos para países como Holanda, Bélgica, Alemania o Inglaterra y además de la ginebra se interesan por los licores que fabrican.

En Sudamérica han vendido ya las primeras botellas de ginebra y también de aguardiente en México, Perú y Colombia. Y en febrero ya está prevista la llegada a Estados Unidos a través de distribuidores de la zona. En África han desembarcado ya las primeras botellas de Puerto de Indias. Una familia española afincada en Guinea importa productos españoles por distintos países y ya ha llevado hasta allí la ginebra de Carmona.

¡Y China! Les ha costado, pero su bebida ha conseguido entrar en el gigante asiático. A través de un distribuidor español enviaron cuatro palés. Han estado seis meses bloqueados, pasando controles y enredadas en la burocracia. José Antonio Rodríguez cuenta que les ha costado explicarles a los chinos qué es una destilación. Las botellas llevan allí tres semanas y ya les han pedido un contenedor completo: 40 palés.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios