La presión de estudiantes y profesores del Bajo Guadalquivir ha provocado la renuncia de la directora
La presión de estudiantes y profesores del Bajo Guadalquivir ha provocado la renuncia de la directora - ALEJANDRO HERNÁNDEZ
Lebrija

La directora del instituto Bajo Guadalquivir de Lebrija presenta la renuncia

Las protestas estudiantiles pidiendo su dimisión y el rechazo a su gestión por la mayoría de profesores le han llevado a tomar la decisión

LEBRIJAActualizado:

La continuas protestas de los alumnos del instituto Bajo Guadalquivir de Lebrija, en las que han pedido la dimisión de la directiva del centro, y el rechazo a su gestión por 66 de los 80 profesores que integran la plantilla docente han llevado a la directora del instituto, Eva María Ávila, a presentar este jueves ante la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía su «intención de renuncia al cargo de dirección».

Comunicado de la renuncia
Comunicado de la renuncia - A. H.

En el escrito registrado, encabezado como «comunicado oficial» y firmado por la propia Eva María Ávila, se indica que «a tenor de los acontecimientos ocurridos en los últimos días» la directora «en nombre de todos los miembros del equipo directivo al completo» comunica a la comunidad educativa y a Lebrija «la intención de renuncia al cargo de dirección».

El comunicado se ha hecho público en un ambiente enrarecido y de mucha tensión por las protestas dentro del centro de los alumnos que se repiten desde el martes 6 de febrero y que este jueves han continuado desde primera hora hasta el inicio del recreo. Los estudiantes han vuelto a mostrar con gritos de «directiva dimisión» y «no nos asusta la directiva» su apoyo tanto al profesor de segundo de FPB de Carpintería que fue agredido por dos de sus alumnos, como al docente que promovió la concentración de profesores y alumnos en protesta por esas agresiones que tuvo lugar el 1 de febrero.

A este escenario se ha sumado el PP de Sevilla que ha pedido la comparecencia en el Parlamento de Andalucía de la consejera de Educación, Sonia Gaya, «para que informe sobre la situación en la que se encuentra desde hace días el IES Bajo Guadalquivir de Lebrija y la actuaciones que está llevando a cabo esta Consejería para restituir la normalidad en este centro».

El parlamentario popular por Sevilla Jaime Raynaud ha mostrado su preocupación «por los graves acontecimientos que se están produciendo en los últimos días, como agresiones a un profesor y manifestaciones de profesorado y alumnado, y que están impidiendo además el normal desarrollo de las clases».

Si la Junta de Andalucía acepta la renuncia de la directora del Bajo Guadalquivir, algo que no está asegurado, tendrá que designarse un profesor que se haga cargo al menos hasta que finalice el curso en el mes de junio, según fuentes del profesorado consultadas por ABC de Sevilla. Estas mismas fuentes apuntan que «lo más probable es que los actuales jefe de estudio y secretario sigan en sus puestos formando parte del equipo de nuevo director y cuando llegue junio se designe a un otro profesor como director que comenzará el nuevo curso con una directiva completamente renovada».

Profesores y AMPA

Ya en la concentración del 1 de febrero se pudieron comprobar las diferencias existentes entre la mayoría de profesores del centro y la directiva. En aquel momento 66 docentes firmaron un comunicado que hicieron llegar a la dirección y que explicaba que la protesta se debía «a las continuas actitudes de desconsideración, ofensas, resistencia activa, coacciones, vejaciones y conductas disruptivas que viene realizando desde el inicio del presente curso el alumnado del segundo curso de FPB de Carpintería hacia su tutor y el equipo docente».

La protesta se llevó a cabo después de que el miércoles 31 de enero el profesor de Carpintería acudiera a la Jefatura de Estudios porque había sido víctima de una agresión al ser golpeado en la cabeza con un tarugo de madera. El viernes 26 de enero, el mismo profesor fue retenido en el aula por dos alumnos, después de que intentara echar a un joven que se hizo pasar por estudiante de Carpintería, y el lunes 29 el docente acabó con un cartel ofensivo colgado de la espalda.

Los profesores firmantes del comunicado exigieron a la dirección del instituto que activara el protocolo de actuación en caso de agresión al profesorado. Según un mensaje interno de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del instituto al que ha tenido acceso ABC de Sevilla, la dirección aplicó el protocolo, expulsó al alumno agresor durante 29 días e informó a la delegación territorial de Educación.

En este mismo documento de la AMPA se señala que el lunes 5 «un grupo de alumnos denuncian ante la dirección que han sido insultados por un profesor» y una vez que lo cuentan en sus casas «los padres presentan una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil». La denuncia conllevó la visita el martes 6 de agentes policiales al instituto para tomar declaración al profesor denunciado. Precisamente esta denuncia y la visita de los agentes policiales fueron los factores que detonaron la protesta estudiantil al entender que la dirección alentó a los padres a que denunciaran