SIERRA NORTE

Descubren en una finca de Almadén un árbol fósil de unos 300 millones de años

Geólogos del Parque Natural de lal Sierra Norte confirman un hallazgo parecido al de 2005 con una longitud de casi 5 metros de una especie aún sin identificar

Una imagen del tronco del árbol fósil hallado en Almadén de la Plata
Una imagen del tronco del árbol fósil hallado en Almadén de la Plata - J.C.R.
JUAN CARLOS ROMERO Almadén De La Plata - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Geólogos del Parque Natural de la Sierra Norte han confirmado a ABC Provincia el hallazgo de un nuevo árbol fósil localizado en el término municipal de Almadén de la Plata con entre 280 y 300 millones de años. El ejemplar reúne las mismas características del descubierto en 2005 en la zona, que se exhibe desde noviembre de 2015 en el centro de visitantes del cortijo de El Berrocal.

El tronco fósil ha aparecido en una explotación ganadera en la finca privada de El Membrillo, el pasado mes de junio. Tanto el Consistorio como los responsables del geoparque se han propuesto ahora mantenerlo como recurso autóctono de la comarca para la divulgación de la geología, la investigación científica y el turismo. «Es un digno ejemplar del patrimonio geológico que atesora el geoparque que viene a completar la geodiversidad de la zona», explica Antonio Sanz, director -conservador del Parque Natural.

El árbol fósil de El Membrillo tiene unas dimensiones de 4,75 metros de largo en condiciones de mantenimiento óptimas con entre 80 y 30 centímetros de diámetro. «Los guardas forestales lo vieron en la explotación ganadera y especialistas en geología del geoparque corroboraron que se trata de un árbol fosilizado por una erupción volcánica al final del período Carbonífero que dio origen a las araucarias y principios del Pérmico», explica el historiador Miguel Ángel Vargas.

El fósil ha sido descubierto en la cuenca térmica del río Viar, aunque dista varios kilómetros del hallado en 2005. Debido al mal estado de conservación de la corteza, que se ha perdido en buena parte del tronco, los especialistas no han podido identificar hasta el momento al cien por cien de qué especie se trata, aunque Vargas avanza que pueda tratarse de una especie conífera «muestra del bosque que hace millones de años poblaba toda la zona desde San Benito en el Norte de Castilblanco de los Arroyos al término de Almadén», abunda.

Conscientes de la importancia del hallazgo, desde el Ayuntamiento de Almadén de la Plata han propuesto hacer un tratamiento al tronco fósilcon el propósito de exponerlo en un espacio público de la localidad. «A día de hoy es una idea que hemos planteado, que está pendiente de elaborarse para hacerla viable», detalla José Tena, concejal del Ayuntamiento de Almadén.

Una vez localizado, y confirmado por los especialistas el valor del hallazgo, las administraciones están emitiendo los correspondientes informes a partir de los cuales se dirimirá el futuro de este nuevo tronco fósil de la provincia de Sevilla, y su disposición final. «Estamos a la espera de un informe de Cultura, dado que la delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha emitido ya el suyo, y la intención es traladarlo —argumenta Antonio Sanz— a un espacio público en el pueblo donde quede expuesto a la vista de todos».

Circuito con dólmenes

Por su parte, Miguel Ángel Vargas estima que las administraciones deben coordinarse y promover la creación de un circuito dentro del geoparque para conectar los dos árboles fósiles hallados hasta la fecha con los cuatro dólmenes que, asegura, están identificados en el término de esta localidad, aprovechando la litología de la zona, «para unir los atractivos de la geología y la arqueología en una misma ruta», esboza el historiador.

El centro de visitantes del cortijo de El Berrocal exhibe desde noviembre de 2015 el árbol fósil descubierto por el ganadero Felipe Ortiz Ortiz en la finca Los Destajales, cerca del área de compensación del embalse de Los Melonares, diez años antes. Este ejemplar de araucaria conífera del Pérmico Inferior tiene más de 290 millones de años y es uno de los seis árboles fósiles de la misma etapa que se mantienen en el mundo, y un fósil único en España por sus dimensiones, con 20 metros de longitud y un peso aproximado de 12 toneladas, y por el buen estado de conservación con el que ha llegado a la actualidad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios