Dieciséis municipios de Sevilla se han adherido al Consorcio Provincial de Bomberos
Dieciséis municipios de Sevilla se han adherido al Consorcio Provincial de Bomberos - RAÚL DOBLADO
SERVICIOS PÚBLICOS SUPRAMUNICIPALES

El Consorcio de Bomberos arranca con sólo 16 de los 104 municipios de la provincia de Sevilla

Más de treinta pueblos tienen sus competencias sobre salvamento y extinción de incendios delegadas en la Mancomunidad del Aljarafe

SEVILLAActualizado:

La Diputación de Sevilla y los 16 municipios adheridos al Consorcio Provincial de Bomberos constituyeron el miércoles la junta general y el consejo rector de dicha entidad, que afronta aún «mucho trabajo político y profesional» para incorporar a más localidades, integrar los recursos materiales y humanos hasta ahora pertenecientes a los ayuntamientos y dotarse de aspectos como un gerente o sus propios servicios centrales.

Se trata del nuevo Consorcio Provincial de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, promovido por la Diputación de Sevilla para remodelar la gestión del Sistema de Bomberos de la Provincia.

Dicho sistema se divide actualmente entre los recursos materiales y bomberos pertenecientes a la Diputación y los parques y efectivos adscritos a los ayuntamientos, que reciben subvenciones por parte de la institución provincial para financiar tales recursos.

Dentro del proceso emprendido para la creación de dicho organismo, la Diputación firmaba en junio de 2017 el convenio fundacional del futuro consorcio con un total de 16 ayuntamientos de las 104 localidades de la provincia, toda vez que meses atrás, la institución exponía que unos 65 municipios habían comunicado su pretensión de adherirse a la naciente entidad.

Competencias

Al respecto, el propio presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, precisaba que de las 104 localidades de la provincia, 33 cuentan finalmente con el obstáculo de tener sus competencias sobre salvamento y extinción de incendios delegadas en la Mancomunidad del Aljarafe, que cuenta con un servicio comarcal de bomberos.

Además, exponía que otros 30 municipios no podrían sumarse aún al Consorcio Provincial de Bomberos al estar sujetos a planes de ajuste, mientras diferentes localidades con más de 20.000 habitantes habrían optado por seguir prestando el servicio ellos mismos, contando de hecho con competencias para ello.

La junta general de la entidad quedó conformada por representantes de la Diputación y los 16 municipios adheridos, dándose además cuenta del nombramiento de la socialista Trinidad Argota, diputada provincial de Servicios Públicos Supramunicipales, como vicepresidenta del Consorcio.

Ha mencionado, especialmente, el caso de los municipios pertenecientes a la Mancomunidad del Aljarafe, que habrán de recuperar las competencias delegadas en dicha entidad respecto al servicio de bomberos, para encomendarlas después al consorcio provincial y que el mismo asuma tal encargo.

El procedimiento, pendiente de ser resuelto con la Mancomunidad del Aljarafe, está sujeto a no pocas complejidades, según reconoció Trinidad Argota.

Y es que según la vicepresidenta de la entidad, «quedan muchas puntadas» hasta que entre en funcionamiento el consorcio, como el nombramiento de un gerente a través de una convocatoria pública promovida a tal efecto, la creación de unos servicios centrales y la transferencia de los recursos materiales y humanos de los parques de bomberos pertenecientes a los 16 ayuntamientos adheridos.

Sobre este último aspecto, apeló a la «participación» de los sindicatos para alcanzar un acuerdo respecto a las condiciones de cesión de los efectivos pertenecientes a los ayuntamientos.

En cualquier caso,defendió que aunque quede por delante «un camino muy importante», el proyecto del Consorcio Provincial de Bomberos va a dar «la vuelta a la tortilla» en lo que se refiere a la prestación del servicio de prevención y extinción de incendios.