EL VISO DEL ALCOR

Cómo convertir un canario en campeón del mundo y vender a un árabe un «giboso español»

Los mejores criadores de pájaros y aves se citan estos días en el Viso del Alcor, a donde van profesionales italianos y de los países árabes enamorados de la forma de media luna con la que honran a Alá

Unos jueces que deben superar un exigente examen de sus conocimientos se encargan de evaluar los pájaros
Unos jueces que deben superar un exigente examen de sus conocimientos se encargan de evaluar los pájaros - A.M.
ALBERTO MALLADO El Viso Del Alcor - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

En la comarca de Los Alcores se crían los canarios que ganan los campeonatos del mundo, ejemplares que vienen a buscar desde el extranjero por su calidad. Es el fruto del trabajo de un grupo de criadores entre los que figura una parte importante de la elite mundial. Varios de ellos además son jueces y tienen la responsabilidad de determinar las puntuaciones que corresponden a cada ejemplar en los concursos.

Para que un canario gane un concurso debe ser el que más se ajuste a un estándar definido a nivel mundial, que es el que aplican los jueces. Se tienen en cuenta elementos como la talla, la forma o la posición de forma general. En los canarios rizados además se juzga la distribución y volumen de los rizos. Y en los de color se evalúan los pigmentos que luce el pájaro en su librea, agrupados en melaninas (colores oscuros) y lipocromos (colores claros). La combinación de ambos y las variedades surgidas en siglos de cría en cautividad hacen que haya cientos de colores distintos.

El primer concurso

El primer concurso de la temporada es el de El Viso, que tras la recepción de ejemplares y el enjuiciamiento, se abre al público el próximo día 12 por la mañana. Habrá más de 2.000 pájaros. El próximo año les corresponderá a ellos organizar el campeonato de Andalucía. Le seguirá el de Alcalá de Guadaíra que reunirá a 2.500 aves procedentes de toda España. Y luego el de Carmona, que cuenta también con una pujante asociación.

El club de El Viso acoge a unos cien socios. Entre ellos un campeón del mundo, dos de España y varios de Andalucía. Además de dos jueces. En Alcalá hay cinco campeones del mundo y 20 de España, cuentan además con cuatro jueces, varios de ellos de categoría internacional.

La clave de la afición está en criar en casa los pájaros. Para eso no hay más camino que cuidados extremos y dedicación diaria. Hasta el punto de que cada uno elabora la ración de comida más adecuada para el crecimiento de los pichones. Aquí se barajan parámetros nutricionales para buscar los alimentos que consigan el máximo aporte de proteínas, clave en el desarrollo de los pichones. Estos pájaros comen mucho más que alpiste.

Pero no es suficiente con criarlos, se trata de lograr que sean campeones. Entra en juego la genética y la selección. Para ello cuentan con las herramientas de las leyes de Mendel y hoy en día incluso con programas informáticos de control de los aviarios.

Sin renunciar, claro está a la «ciencia» adquirida por años de experiencia o por conversaciones con otros criadores. Ahora también en formato digital. El caso es que en la provincia de Sevilla y, en particular, en Los Alcores, saben de esto más que nadie, hasta el punto de haber convertido la zona en el principal referente nacional y en uno de los territorios más destacados en la ornitología mundial.

Tanto es así que cada año llegan criadores de todo el mundo para buscar ejemplares. Hay casos paradójicos, en Alcalá está el campeón del mundo desde hace años de una raza de canarios creada en Italia, el rizado padovano. Ahora son los italianos quienes acuden hasta aquí para lograr ejemplares que mejoren a los suyos.

Pájaros exóticos

Aún más curioso es lo que ocurre con la raza del giboso español. Esta variedad de canario de postura se creó en la provincia de Sevilla. Es muy singular por su posición erguida y su cuello largo. En los países árabes se vuelven locos por ellos. Dicen que con su postura imitan la forma de la media luna y que con ello alaban a Alá. Así que son un objeto de lujo para colgar en las casas que cada año vienen a buscar a la comarca.

Pero, además, en Los Alcores se crían aves exóticas que proceden de Australia, como el diamante de gould de sorprendente colorido; pequeños pájaros de África, como el canario de Mozambique o de Sudamérica, como el cardenalito de Venezuela que en su país está en riesgo de extinción. Y en canarios nada se les resiste, desde las últimas mutaciones en las variedades de color hasta las razas inglesas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios