Así quedó el guardarropa que había habilitado la organización en el exterior de la Hacienda
Así quedó el guardarropa que había habilitado la organización en el exterior de la Hacienda - Inés Arroyo

Casi 300 afectados del cotillón de Espartinas se unen para una denuncia colectiva

La presentarán ante la Junta por los altercados y la ausencia de comida y espectáculos

ESPARTINASActualizado:

La plataforma de afectados por los incidentes acontecidos en la macro fiesta de año nuevo promovida por Todo Eventos Spain S. L. en la Hacienda Azahares de Espartinas, cuenta ya con 284 adhesiones para la denuncia colectiva que será interpuesta ante la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía, por aspectos como la ausencia de las actuaciones y espectáculos comprometidos, el catering del que «muchos no disfrutaron», las «largas colas» o los altercados acontecidos en el guardarropa.

La Policía Local de Espartinas contabilizaba recientemente 110 denuncias por los hurtos de prendas de vestir y otros efectos en el guardarropa del evento, ya que la estructura metálica en la que se colgaban los abrigos y demás pertenencias se desplomó a cuenta del peso, registrándose aglomeraciones de asistentes que bregaban por recuperar sus prendas. Además, un portavoz de la plataforma de afectados manifestó que el colectivo prepara una denuncia común ante la Dirección General de Consumo de la Junta, que será enviada además a organizaciones de consumidores y usuarios como Facua.

En dicha denuncia, según ha precisado este portavoz, se expone principalmente que el recinto contaba con dos salas cuando la empresa promotora del evento prometía tres, como en efecto figura en la publicidad de la fiesta, toda vez que las «20 actuaciones» y espectáculos comprometidos se tradujeron en poco más que la música pinchada por varios DJ, muchos asistentes «no pudieron disfrutar» del catering publicitado, sólo había «dos o tres barras» para varios miles de asistentes, muchos clientes no gozaron de los servicios VIP por los que pagaron y «el guardarropa dejó que desear».

Hasta el momento, la empresa gestora de la Hacienda Azahares se ha desvinculado de los incidentes, detallando que «la empresa organizadora del evento (Todo Eventos Spain) tuvo un problema a las 5 de la madrugada debido a la caída del armario del guardarropa», momento en el que «la gente se puso nerviosa y se abalanzó para reclamar su prenda».

Según los afectados, en el evento reinaba «el descontrol y el caos», debido a los problemas de acceso o la falta de personal, lo que habría derivado en largas esperas .