LA ALGABA

La carta desesperada de la algabeña que necesita un hígado: «Soy joven y quiero vivir. Ayúdenme, por favor»

Carmen Gutiérrez, de 21 años de edad y enferma de cirrosis criptogénica, escribe desde la UCI del Virgen del Rocío una conmovedora misiva en la que relata el agravamiento de su estado

Carmen Gutiérrez, junto a la Purísima Concepción, en una imagen de archivo
Carmen Gutiérrez, junto a la Purísima Concepción, en una imagen de archivo - ABC
LAURA R. IÑIGO La Algaba - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

En marzo de este año ABC Provincia daba a conocer la historia de Carmen Gutiérrez, una joven algabeña de 21 años que padece cirrosis criptogénica de origen desconocido. La enfermedad entró en la vida de esta joven con 14 años, cuando a través de un examen de sangre rutinario encontraron que su hígado no funcionaba correctamente. Los médicos no entendían qué podía causar esta anomalía, dado que en la familia de Carmen nadie había padecido nunca una enfermedad hepática y la joven siempre había estado sana y practicaba deporte.

Desde entonces la vida de Carmen se convierte en un ir y venir a centros de salud, clínicas y hospitales. Pruebas, controles, un seguimiento que unido a la dolencia hacen que no pueda llevar la vida que llevaría una chica de su edad, viéndose obligada a dejar entre otras cosas una de sus pasiones, el balonmano. Aún así Carmen no quiere renunciar a su futuro y comienza a estudiar Magisterio.

Pero la situación empieza a agravarse cuando comienza a sufrir fuertes dolores que se inician en el hígado y terminan en la espalda, lo que le llevan a tener que administrarse morfina cuatro veces al día para poder sobrellevarlos. Dolores que los especialista de la Unidad del Dolor del Hospital Virgen del Rocío, donde la están tratando desde marzo de 2015 no encuentran explicación ya que según aseguraba el padre de Carmen, Juan José Gutiérrez, los diagnosticados con esta enfermedad no tienen dolor y les afecta al riñón, todo lo contrario a lo que le pasa a su hija.

La solución a sus dolores y a su enfermedad se encuentra en un trasplante de hígado que no llega. Pues Carmen lleva esperando desde hace más de un año el órgano que le salvará la vida y que según calcularon los médicos llegaría la pasada Semana Santa pero no fue así.

La situación de Carmen sigue empeorando, la enfermedad ha llegado a perjudicar a otros órganos cercanos como los pulmones y el esófago y lleva más de cuatro meses ingresada en el Virgen del Rocío. A pesar de estar la primera en lista de espera para un trasplante, el órgano sigue sin llegar.

Es por ello que la desesperación de esta joven algabeña le ha llevado desde la habitación donde espera el hígado que salvará su vida, a escribir este mensaje a la ciudadanía con el fin de dar a conocer su situación y concienciar a la sociedad de la importancia de la donación de óganos

La carta de Carmen

«Desde lo más profundo de mi alma, quiero volver a hacer un llamamiento a la sociedad para hacerle ver la importancia de la donación de órganos a personas que lo necesitan para tener una vida normal. Quiero agradecer a la Vida, a Dios y a la UCI del Hospital Virgen del Rocío, por la segunda oportunidad que me están brindando de seguir viviendo. A pesar de ésto lo estoy pasando muy mal ya que tengo, además del hígado, los dos pulmones y el esófago dañados... esta es mi realidad, la que sufro día tras día.

NECESITO URGENTEMENTE UN HÍGADO. Les pido desde esta habitación del hospital, en la que ya llevo casi 4 interminables meses, a todas las instituciones pertinentes y a los profesionales que las administran que amplíen la búsqueda de un hígado, ya que aun con mi gravedad y siendo la primera en las listas de espera, la búsqueda se restringe sólo a Sevilla, Cádiz y Huelva llevando ya 6 años de enfermedad y más de uno esperando el órgano. La necesidad es salvar una vida. No quiero pasar por otro infierno, tengo miedo. Ayúdenme por favor, soy joven y mi único deseo es seguir viviendo. Gracias».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios