Cádiz Provincia

Una asociación de Brenes facilita la adopción de cien perros abandonados en Holanda, Alemania y España

No han recibido ninguna ayuda municipal pero sí de los veterinarios que atienden de forma altruista a los canes

Miembros de la asociación «La sonrisa animal» de Brenes en su refugio temporal
Miembros de la asociación «La sonrisa animal» de Brenes en su refugio temporal - LAURA R. ÍÑIGO
LAURA R. ÍÑIGO Brenes - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

«La sonrisa animal» (Lasa) es una asociación creada en el año 2007 en la localidad sevillana de Brenes debido al problema tan grande de abandono de animales domésticos que existe tanto en el municipio como en otros cercanos.

Hace ya casi 10 años que Natividad Sánchez, la presidenta, y dos compañeros más se pusieron manos a la obra tras ver que ni desde el Consistorio ni desde otras asociaciones se ponía solución a esta situación. A día de hoy son tres las personas que se dedican a tiempo completo a la asociación a los que hay que sumar una multitud de voluntarios que ayudan en ocasiones o en momentos puntuales.

Su día a día se basa en mantenerse alerta para si ven un perro abandonado recogerlo, llevarlo al veterinario para que se le aplique algún tratamiento si fuera necesario y posteriormente intentar su acogida o adopción. En lo que va de año han conseguido dar en adopción a unos cien perritos, desde en el propio Brenes hasta en el extranjero como en Holanda o Alemania.

Hasta que llega el día de esa adopción o acogida, los animales están en un local que pertenece a un compañero. En él pueden albergar hasta 30 perros pero es un sitio de paso.

A pesar de sus peticiones al Ayuntamiento, de momento no han recibido ningún tipo de colaboración ni la esperan. Sin ella, la única salida de esta asociación es la gente que colabora con donaciones, haciéndose socio, madrinas o padrinos. También hay personas que se responsabilizan de un tratamiento concreto de un animal en particular. «También tenemos gente que aporta su granito de arena sacando a los animales a pasear o llevandolos al veterinario», cuenta Natividad.

Otra forma de financiar sus gastos y campañas que emprenden en colegios es con la realización de eventos, donde a través de la barra consiguen esos tan necesarios fondos.

Es muy común verlos recogiendo pienso en centros comerciales o en algún colegio concienciando a los más jovenes sobre el no abandono a los animales. Asociaciones como Lasa jamás se podrían mantener sin la solidaridad de la gente, pero ya no sólo de personas anónimas, sino también de profesionales como veterinarios, que jamás les ha negado el tratamiento a un perrito que lo necesitara a pesar de que la asociación pueda deberle 15.000 euros por actuaciones pasadas.

Entre sus campañas iniciadas, trabajan duramente en la concienciación de la población, ya que últimamente se han dado casos como el de Villaverde del Río, donde una pareja ha visto morir a su perro envenenado mientras lo paseaba por la calle. No se trata del primero y piden a la población que lo denuncie.

Una de sus últimas campañas en la que más esfuerzo han puesto es la de conseguir en Matalascañas la apertura de una playa canina. Para ello se han reunido varias veces con el Ayuntamiento de Almonte y en dos años de trabajo están cerca de conseguir la apertura de esa playa canina.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios