Concentración a las puertas de la Residencia de Montequinto
Concentración a las puertas de la Residencia de Montequinto - F.V.
RESIDENCIA DE MONTEQUINTO

La residencia de Montequinto se queda huérfana de mayores

Este martes se llevó a cabo el traslado de los grandes dependientes a la nueva residencia de Dos Hermanas

DOS HERMANASActualizado:

Mañana complicada a las puertas de la residencia de grandes dependientes de Montequinto con el traslado de los mayores a la nueva residencia situada en el núcleo urbano de Dos Hermanas.

Parecía que nunca llegaría este día tras siete años de lucha de la plataforma en defensa de la Residencia Pública de Montequinto. Su cierre está más cerca que nunca con el traslado de todos los mayores. No lo ven así desde la Junta de Andalucía que alega que la residencia de Montequinto «no reúne las condiciones y necesita mejoras» aunque «el cierre es provisional».

Por otra parte desde la plataforma consideran que «no ha invertido en mantenimiento en siete años» y defienden que «siga abierta en una situación de emergencia social donde alrededor de 25.000 personas están esperando cama en una residencia pública».

El lunes simularon un funeral a las puertas de la residencia para manifestarse contra el cierre y este martes, día del traslado de los mayores, han realizado concentraciones durante la mañana y la tarde. Además denuncian que el PSOE «se ha burlado» de ellos al no presentarles el informe que llevan solicitando durante meses para poder justificar el cierre de la residencia de Montequinto.

Concretamente señalan a la presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz recordando los intentos de cierre en 2011 y 2014. Ahora valoran que han actuado «con mayor habilidad degradando la residencia de Montequinto» que cuenta con zonas cerradas debido a la mala situación en la que se encuentra.

La plataforma se encuentra al borde de la desesperación al no parar el cierre de la residencia lo cual consideran como un «genocidio a gran escala». Ambulancias y taxis se han encargado desde primera hora de este martes en trasladar a los mayores a la residencia situada en Huerta Palacios, núcleo urbano del municipio nazareno.

Plan de futuro

Respecto a la nueva residencia valoran que «lo que han hecho es un parche que no reúne las condiciones para que sea para grandes dependientes aunque la ley es muy ambigua y se van a aprovechar de ella». Especialmente son críticos con las instalaciones ya que consideran que no se pueden realizar todas las funciones que se llevaban a cabo en la residencia de Montequinto: «una cama grúa no cabe por ejemplo en la nueva residencia de Dos Hermanas».

Se resignan ante el cierre pero no frenarán su propósito de que se rehabilite la residencia de Montequinto y no se cierre como así consideran que hará la Junta de Andalucía.

Por otra parte, el director general de Personas Mayores y Pensiones no contributivas Francisco José Martín confirmó en la apertura de la nueva residencia de Dos Hermanas que siguen trabajando para «ofertar en un futuro más plazas públicas desde la Junta de Andalucía», al igual que se cerrará de forma provisional la residencia de Montequinto con el ánimo de que «se mantenga como un centro residencial para personas mayores».

Un capítulo muy cerca de cerrarse con la residencia de Montequinto tras siete años de lucha al igual que la espera que se ha demorado en el tiempo para la apertura de la nueva residencia de Dos Hermanas. Los 115 residentes ya se encuentran trasladados y pronto cubrirán las plazas que quedan hasta las 134 habilitadas en la residencia de Huerta Palacios.