Cádiz Provincia

La Fiscalía señala al alcalde de Dos Hermanas en el chantaje al líder de Ciudadanos

Pide al juez que cite al socialista Francisco Toscano como investigado y critica «con amargura» el mal ejemplo que dan con casos así los representantes públicos

El alcalde de Dos Hermanas, el socialista Francisco Toscano
El alcalde de Dos Hermanas, el socialista Francisco Toscano - L.M.
A.G.R. Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

La Fiscalía considera que el chantaje al que fue sometido el candidato de Ciudadanos de Dos Hermanas en la jornada de reflexión de las pasadas elecciones municipales para que renunciara a la candidatura antes de que se abrieran los colegios electorales no pudo hacerse «a espaldas y sin el más mínimo conocimiento ni control del máximo representante» del Ayuntamiento, por lo que ha solicitado al juez que instruye el caso, el de Instrucción número 7 de Dos Hermanas, que «las manifestaciones del señor Toscano deben ser prestadas en condición de investigado a fin de que el mismo pueda hacer uso de los derechos constitucionales y procesales que le corresponden». Hasta ahora, el alcalde de Dos Hermanas, el socialista Francisco Toscano, ha participado en este proceso simplemente como testigo, ya que el candidato de Ciudadanos supuestamente chantajeado, Manuel Varela, explicó en su denuncia que Toscano le alertó durante un acto de presentación de un libro de la existencia de un vídeo que le comprometía. Sin embargo, el Ministerio Público entiende que, a tenor de los indicios que se han reunido hasta ahora, es una hipótesis razonable que la presunta extorsión no se hiciera sin el conocimiento del máximo responsable municipal.

El escrito de la Fiscalía, al que ha tenido acceso este periódico, subraya que «existen datos objetivos e indubitados de los que, por puro razonamiento lógico, se deduce la implicación» del PSOE en estos hechos, aunque insiste en que el vídeo comprometedor fue realizado por personas del PP. Según la fiscal, la implicación socialista «se manifiesta de una manera palamaria al observar» una serie de datos que califica de «incontrovertidos y debidamente acreditados». En primer lugar, «el tránsito de llamadas realizadas en los momentos inmediatamente anteriores y posteriores a la realización de las llamadas y exhibición del vídeo objeto de la extorsión» entre los terminales del director de un periódico local, que fue quien mostró las imágenes a Varela y supuestamente le transmitió lo que se le pedía a cambio de no hacerlo público, y el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Agustín Morón. Y a esto hay que sumar, en segundo lugar, «que las llamadas se realizaran desde un terminal perteneciente a esta corporación local».

La Fiscalía reitera que está debidamente acreditado que «la grabación con la que se ha extorsionado a la víctima» se produjo en el despacho del anterior líder del PP en Dos Hermanas y que se realizó con «una clara intencionalidad política, fuera cual fuera ésta», una conclusión a la que se llega porque los hechos se produjeron buscando un fin concreto, la retirada del candidato, durante la jornada de reflexión. No obstante, la fiscal cree que la actuación del antiguo líder popular no pudo ser aislada, ya que éste «ya hacía tiempo que no ocupaba cargos de responsabilidad en el partido al que pertenece». Además, en su opinión, «hechos de la gravedad y trascendencia como los cometidos no pudieron llevarse a cabo sin el conocimiento y asentimiento de los responsables de las formaciones políticas implicadas». Por esta razón, el Ministerio Público mantiene su incriminación sobre el actual presidente de Nuevas Generaciones del PP y concejal nazareno, Luis Paniagua, y sobre el portavoz socialista, Agustín Morón, además de solicitar la implicación en la instrucción del propio alcalde, Francisco Toscano.

El escrito contiene, además, una reflexión sobre la mala imagen que casos de este tipo, con los dos grandes partidos implicados, generan en los ciudadanos. La fiscal, María Ángeles Calvo, llega a decir que «los hechos investigados no se llevaron a cabo sólo atendiendo a motivaciones o escarnios personales, sino que responden a una situación de contienda política de gran dureza, al menos así se percibe por el fiscal, ciudadano no implicado ni conocedor de estos lances que contempla con cierta amargura el talante y estilo al uso entre sus representantes públicos».

.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios