Obituario

Fallece Sor Presentación, la monja que llegó a ser hija adoptiva de Dos Hermanas

Dedicó su vida a los más necesitados y a la enseñanza, ganándose el cariño y el respeto de todos los que la conocieron

Sor Presentación en un acto con la hermandad del Rocío
Sor Presentación en un acto con la hermandad del Rocío - HDAD ROCÍO
L.MONTES Dos Hermanas - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Sor Presentación, la monja que recibió el título de hija adoptiva de Dos Hermanas en 2006 por su dedicación a los más necesitados, ha fallecido este viernes, 30 de septiembre, a los 97 años de edad. La religiosa, perteneciente a la congregación de las Hijas de la Caridad, se había ganado el respeto y el cariño de todos aquellos que la conocieron a lo largo de su vida, por sus acciones de caridad hacia los pobres y los enfermos en el municipio nazareno, además de también por su entrega en la enseñanza.

La monja ha fallecido en torno a las 00.30 horas de este viernes en la comunidad que las Hijas de la Caridad tienen en el colegio Sagrada Familia de Dos Hermanas, ubicado en el casco histórico del municipio, donde se ha instalado su capilla ardiente por la que han pasado ya familiares, amigos, allegados, antiguas alumnas y ciudadanos de a pie, que han querido darle el último adiós a esta religiosa, muy querida entre sus vecinos.

Sor Presentación Tobar y Tobar nació el 20 de noviembre de 1918 en Tardajos, Burgos, siendo la segunda de seis hermanos. Realizó sus primeros estudios en el colegio que las Hijas de la Caridad tenían en el pueblo de Rabé de las Calzadas para ingresar, cuando cumplió los 17 años, en el seminario que dicha congregación tenía en Sangüesa (Navarra). A Dos Hermanas llegaría en 1938, cuando fue destinada al colegio de la Sagrada Familia tras terminar su periodo formativo.

En el municipio nazareno, Sor Presentación destacó por su intensa labor docente y su generosa entrega al servicio de los más desfavorecidos. Se integró como visitadora de la organización benéfica «Conferencias de San Vicente de Paul» y dedicó su tiempo a ayudar a los necesitados, a visitar a los enfermos y personas desvalidas desde la Vereda del Garaje hasta la última casa del Cerro Blanco.

Durante un tiempo estuvo fuera de Dos Hermanas, al ser encomendada para llevar la dirección del centro de su congregación en Chiclana de la Frontera (Cádiz) y, posteriormente, al frente del Hospital de la Santa Caridad de Sevilla. A su regreso al municipio nazareno, retomó la vida docente hasta su jubilación en el colegio de la Sagrada Familia, donde fue también la fundadora del coro. Trabajó con Cáritas Diocesanas en la parroquia del Ave María y San Luis, y dejó siempre un sello muy especial entre su alumnado.

«Era un ángel, hacía todo el bien que podía. Siempre tenía una sonrisa en la boca y una buena palabra que decirte», han asegurado sus allegados del colegio de la Sagrada Familia. La parroquia de Santa María Magdalena ha expresado también su pesar por la pérdida de la querida religiosa, de la que ha destacado su «vida ejemplar en el servicio a los más pobres», dejando así «un verdadero testimonio de caridad evangélica».

Su pérdida también se ha sentido en el seno de la hermandad del Rocío de Dos Hermanas, que en 2008 nombró a las Hijas de la Caridad madrinas del 75 aniversario de la corporación rociera, con Sor Presentación a la cabeza. La hermandad quiso así reconocer la labor de las religiosas, quienes han mantenido siempre una estrecha colaboración con esta hermandad, ya que incluso se llegaron a celebrar misas de romero en la capilla del colegio. Tal es así que, de hecho, en las redes sociales se compartía este viernes una fotografía de Sor Presentación recibiendo dicha distinción de manos de la hermandad filial.

Este sábado, a las 10.30 horas, se celebra su funeral en la parroquia de Santa María Magdalena. Posteriormente, sus restos mortales recibirán sepultura en el cementerio municipal. 

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios