Dos Hermanas

Detenidos en Dos Hermanas tras robar en numerosos vehículos con inhibidores de frecuencia

Anulaban el sistema de cierre de los coches estacionados en zonas comerciales para sustraer los efectos del interior

Inhibidor con el que robaban en los coches
Inhibidor con el que robaban en los coches - ABC
L.M. Dos Hermanas - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Actuaban a plena luz del día, en zonas comerciales repletas de gente y tan solo con un pequeño inhibidor de frecuencia como herramienta para efectuar el robo. Así conseguía el grupo criminal, que la Policía Nacional acaba ahora de desarticular, robar en el interior de numerosos vehículos de Dos Hermanas, de los que han sustraído, desde finales del año pasado, una gran cantidad de efectos personales como gafas de sol, dinero o aparatos electrónicos.

En concreto, los agentes acaban de detener en el municipio nazareno a un hombre, e imputado a otro, más de treinta robos cometidos en vehículos estacionados en centros comerciales de Dos Hermanas. Ambos formaban parte de un grupo criminal cuyo método de actuación era el de emplear estos inhibidores para anular el sistema de cierre de los automóviles y poder así sustraer los objetos de valor de su interior sin tener que emplear la fuerza.

Los agentes de la Comisaría local de Dos Hermanas, que ha llevado a cabo esta operación, iniciaron la investigación a raíz del aumento de robos en el interior de los vehículos que comenzó a registrarse desde finales de 2015, coincidiendo con la época navideña, y que se ha prolongado hasta mediados de este año. Todos los robos tenían las mismas características: vehículos aparcados en zonas comerciales, que contaban con sistemas de cierre electrónico y sin ningún signo de que hubieran sido forzados.

La pista clave de toda esta investigación la dio el testimonio de un ciudadano, que declaró a la Policía que al ver cómo desvalijaban un vehículo, tomó rápidamente los datos del coche en el que huyeron. Esta aportación permitió a los agentes identificar a su propietario y a su compinche, quienes resultaron ser un tío y un sobrino con numerosos antecedentes policiales por hechos similares.

Se da la circunstancia, además, de que cuando se procedió a la localización para su detención, la Policía pudo comprobar que uno de ellos había ingresado en prisión recientemente, por lo que le imputaron los hechos, mientras que el otro fue detenido en su domicilio y puesto a disposición de la autoridad judicial. Precisamente, en el domicilio de este último los agentes recuperaron algunos efectos sustraídos, tales como gafas de sol, aparatos electrónicos o documentación personal, que ya ha sido devuelta a las víctimas.

Robos en hora punta

En el transcurso de la investigación y tras las detenciones, los agentes intervinieron igualmente un aparato de inhibición de frecuencia que los arrestados empleaban en sus robos. Ambos estacionaban en el aparcamiento de zonas comerciales en horas punta de afluencia de personas y a plena luz del día. Así, identificaban a las que iban a ser sus víctimas y cuando éstas se bajaban de sus coches activaban el inhibidor para posteriormente abrir el vehículo sin oposición, recoger todos los efectos de valor y huir del lugar.

Aunque el grupo criminal ha sido desarticulado, la investigación continúa abierta y no se descarta que pueda haber más detenciones de más personas que pudieran estar implicadas en la trama, bien en el papel de asesoramiento técnico a los dos delincuentes detenidos o bien para dar salida a los productos sustraídos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios