DOS HERMANAS

Un coche sin conductor se empotra contra el cristal de un café de Montequinto

El propietario del turismo, que asegura que echó el freno de mano, estaba desayunando en el bar

El vehículo se empotró contra el muro de cristal de la cafetería Caffe París de Dos Hermanas - JUAN ANTONIO HURTADO
Los clientes de Caffe París se llevaron un gran susto cuando estaban desayunando - JUAN ANTONIO HURTADO
La Policía Local se presentó en el lugar de los hechos para levantar un atestado - JUAN ANTONIO HURTADO

Los clientes del Caffe París de Dos Hermanas se han llevado esta mañana un susto de muerte cuando estaban desayunando y escucharon un estruendo parecido al de una bomba. Se trataba de un coche sin conductor que se estrelló contra las paredes de cristal del establecimiento, donde se encontrada el dueño del turismo, que aseguró a los allí presentes que había echado el freno de mano, según testigos presenciales.

Sobre las 9:30 horas de la mañana los clientes escucharon «un ruido muy similar al de una bomba», que les hizo saltar de las sillas. Un turismo aparcado en un descampado frente a la cafetería se desplazó sin conductor por una pendiente hasta chocar contra las lunas del establecimiento, situado en la barriada de Montequinto. El dueño del turismo siniestrado, que estaba desayunando dentro del café junto a su familia, quedó petrificado al ver su coche empotrado contra el bar. «Él aseguró que había echado el freno de mano. Es posible que lo hubiera hecho pero no totalmente, lo que hizo que el coche se desplazara por la pendiente que hay desde ese descampado hasta el bar», ha indicado Juan Antonio Hurtado, testigo de los hechos. «No ha habido heridos porque afortunadamente no había nadie desayunando en la mesa que hay justo detrás de ese cristal», ha explicado este vecino de Dos Hermanas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios