Francisco J. Vidal, comisario de Dos Hermanas
Francisco J. Vidal, comisario de Dos Hermanas - L. M.
Dos Hermanas

Abren en Montequinto una oficina policial para denuncias

La Policía Nacional activa el servicio para dar cobertura al barrio

Dos HermanasActualizado:

La Policía Nacional de Dos Hermanas acaba de poner en marcha una oficina para denuncias en Montequinto, barrio perteneciente a este municipio con más de 36.000 habitantes y ubicado a varios kilómetros del núcleo urbano principal. El servicio ha empezado a funcionar esta semana en dependencias de las propias oficinas municipales que el Ayuntamiento nazareno tiene en este barrio, donde los residentes podrán ahora interponer denuncias sin tener que desplazarse hasta la comisaría de Dos Hermanas.

Esta nueva oficina en Montequinto, puesta en marcha gracias a la colaboración del Ayuntamiento, era un compromiso adquirido por parte del nuevo jefe de la comisaría de la Policía Nacional de Dos Hermanas, Francisco Javier Vidal y Delgado-Roig, para que el cuerpo se acerque cada vez más a la ciudadanía. «Va a ser muy beneficioso para los vecinos de Montequinto, que no se van a tener que desplazar a comisaría», explicaba esta semana el comisario a los periodistas. «Además, en la propia comisaría va a disminuir el tiempo de espera para interponer denuncias, por lo que los vecinos de Dos Hermanas centro también van a salir beneficiados», apostilló.

Esta oficina está abierta en horario de mañana, de 8.00 a 15.00 horas, y contará con un equipo conformado por varios oficiales para la gestión de las denuncias, seguridad y apoyo. En las mismas se podrán interponer las denuncias ordinarias, entre las que se incluyen también las relacionadas con la pérdida de la documentación u otras actuaciones como las autorizaciones de viajes al extranjero. En esta oficina no se podrá realizar la expedición o renovación del DNI, al tratarse de un trámite administrativo para el que se necesita una maquinaria especializada.

Dispersión geográfica

La creación de este servicio no es muy habitual en las grandes ciudades, donde la Policía se distribuye entre comisarías centrales y de distritos, mientras que en el resto de poblaciones, «lo habitual» es que haya una sola comisaría por localidad. El caso de Dos Hermanas es especial, ya que cuenta con una población superior a muchas capitales de provincia –casi 132.000 habitantes censados- pero existe una dispersión geográfica con varios núcleos poblacionales separados y muy importantes, como es el caso de Montequinto. El barrio, además, no para de crecer –al igual que la propia Dos Hermanas, en términos generales-, lo que provocó que, en su día, surgieran voces solicitando algún tipo de servicio especial de la Policía en la zona.