Cádiz Provincia

«Susto» en Castilleja de Guzmán al estallar un explosivo casero

Una niña se ha visto afectada por el artefacto, fabricado, creen, con aguafuerte y aluminio

ABC Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

La pasada noche del 31 de octubre ha quedado marcada en el pequeño municipio de Castilleja de Guzmán (Sevilla), a cuenta del «susto» sufrido por una familia cuya hija de tan sólo siete años de edad fue afectada por el estallido de una botella de plástico presumiblemente rellena con aguafuerte y papel de aluminio. El artefacto explosivo casero fue lanzando a una plaza por unos jóvenes «disfrazados», en un acto «vandálico» que ha levantado «indignación» en el municipio.

Los hechos, según han informado a Europa Press el alcalde de Castilleja de Guzmán, Anastasio Oliver, y fuentes de la Policía Local del municipio, acontecieron la noche del pasado 31 de octubre, cuando «tres o cuatro» jóvenes disfrazados al modo de la tradición de la noche de Halloween irrumpieron en una plaza de la localidad y lanzaron un artefacto explosivo casero, en concreto una botella de plástico probablemente rellena con aguafuerte y papel de aluminio, hacia un grupo de personas.

La reacción química del contacto del aguafuerte y el papel de aluminio provocó que la botella estallase, siendo una menor de siete años de edad salpicada por las sustancias químicas en un ojo y un brazo. Mientras los autores de los hechos habrían huido de la escena, la menor fue trasladada a un centro de salud, siendo movilizadas además la Policía Local y la Guardia Civil, cuyos agentes recomendaron a la familia de la niña interponer la correspondiente denuncia.

La menor, según el alcalde del municipio, ha sufrido quemaduras de carácter bastante leve y «apenas tiene nada», pero se trata de unos hechos que «podrían haber acabado en desgracia». Haciéndose eco de la «indignación» de la ciudadanía ante este acontecimiento, el primer edil ha lamentado este acto «vandálico», haciendo un llamamiento al «civismo y a la colaboración ciudadana» con la Policía Local y la Guardia Civil para localizar a los supuestos autores de los hechos, aún por identificar.

Además, ha defendido que en los últimos tiempos, la Policía Local del municipio ha pasado de dos a cuatro agentes y ha «mejorado mucho» su coordinación con la Guardia Civil.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios