Cádiz Provincia

La denuncia que no sirvió para alejar al presunto asesino

En ella, la mujer dijo que su marido le dio un puñetazo en la cara, le insultó y agarró del cuello

El lugar donde se encontró el cuerpo de la mujer sin vida
El lugar donde se encontró el cuerpo de la mujer sin vida - EFE
ABC Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

El juzgado de instrucción 2 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) rechazó la orden de alejamiento que solicitó Stefani González porque no apreció una «situación objetiva de riesgo» para la mujer, según han informado a través de un comunicado fuentes del TSJA.

La mujer, de 26 años y con dos hijos en común con el presunto asesino, pidió la orden de alejamiento tras denunciar a su pareja en el cuartel de la Guardia Civil de Sanlúcar a las 03:30 horas del pasado 17 de septiembre.

En la denuncia, la mujer dijo que su marido, José Manuel R. M., llegó a su casa a las 22:30 horas del 16 de septiembre de trabajar, le dio un puñetazo en la cara, le insultó y agarró del cuello a la vez le zarandeó y le arrojó varios objetos, uno de los cuales, un cucharón, impactó en el hijo de tres años.

En los hechos intervino el servicio de emergencias 112 y la mujer fue atendida en el hospital de Bormujos (Sevilla), donde confirmaron la herida en el pómulo así como arañazos en el cuello y el tórax.

Tras denunciar los hechos, la mujer acudió al juzgado 2 de Sanlúcar, cuya titular, Brígida Muro, emitió un auto denegando la orden de alejamiento solicitada porque consideró lo ocurrido una «crisis de relación de pareja» y porque los agentes no apreciaron una situación objetiva de riesgo para la denunciante, según las fuentes.

En el auto en el que se deniega la orden de alejamiento, la juez recuerda que seis meses antes de la denuncia, el presunto agresor, que carece de antecedentes penales, había presentado un parte de lesiones que le habría provocado ella en una discusión, han apuntado las fuentes.

El caso de esta mujer, a la que se le ofreció una casa de acogida que rechazó, la comisión de violencia del Ayuntamiento de Olivares (Sevilla) abordó su problemática y se le ofrecieron varios de los recursos disponibles a las personas afectadas por violencia machista.

En una de las ocasiones en la que la mujer estaba siendo atendida por los servicios jurídicos municipales específicos de ayuda a las mujeres víctimas de violencia, el presunto asesino se personó en los juzgados y exigió que fuera atendido, han añadido las fuentes.

El detenido, que previsiblemente pase este martes a disposición judicial por el asesinato de su mujer, aseguraba que era ella la que le insultaba y se reía de él.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios