Cádiz Provincia

El desfalco de Almensilla: causa de especial complejidad

La instrucción, que se sigue en un juzgado colapsado, ya no tiene como plazo máximo seis meses

El Dioni de Almensilla a su llegada a los juzgados el pasado mes de agosto
El Dioni de Almensilla a su llegada a los juzgados el pasado mes de agosto - Raúl Doblado

El desfalco de Almensilla duerme el sueño de los justos entre la montaña de papeles que arrastra el juzgado mixto Coria 1. El caso tuvo un impulso procesal y mediático importante cuando el pasado mes de agosto era detenido y enviado a prisión Julio Mateos Palacios, conocido como el «Dioni de Almensilla». Sin embargo, tras varios días de intensidad informativa, el asunto volvió a pasar a un segundo plano y hoy sigue atascado sin apenas avances para desesperación de las familias afectadas por el agujero económico en las cuentas de la Junta de Compensación del Sector F.

Tan sólo se han producido dos novedades en el procedimiento: el juzgado ha declarado la especial complejidad de la causa y Julio Mateos ha cambiado de abogado. Ya no tiene uno de oficio sino que tiene una dirección letrada de pago. Se difumina así la imagen de que estaba completamente arruinado, hasta el punto de que no disponía ni de recursos para pagarse un letrado.

Fuentes del caso han confirmado a ABC que finalmente la anterior defensa no presentó el recurso contra el auto de prisión que envió a la cárcel a Julio Mateos, basándose en el riesgo de fuga del investigado. El llamado Dioni de Almensilla se había marchado a la República Dominicana tras reconocer a sus compañeros de directiva en la Junta de Compensación que se había apropiado de 3,7 millones de euros que no pudo restituir. Un reconocimiento que hizo en mayo del año pasado a través de un correo electrónico.

Julio Mateos ha cambiado de abogado tras ser asistido en un primer momento por uno de oficio

A pesar de su huida al otro lado del Atlántico, el anterior abogado de Mateos Palacios anunció que iba a recurrir la medida de prisión cuestionando el riesgo de fuga. Si bien, esa acción no se llevó a cabo. La nueva dirección letrada decidió no ejercer esa vía; si bien en los próximos días enviarán un escrito solicitando la puesta en libertad provisional del investigado.

Por otro lado, la declaración de complejidad es una exigencia que impuso la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para superar el plazo máximo de seis meses de instrucción que impuso la nueva norma para evitar que se eternicen las investigaciones en los juzgados. Una medida aprobada por el actual Ejecutivo en funciones y a la que le han llovido numerosas críticas de jueces, fiscales y funcionarios porque no estuvo acompañada de medios materiales y humanos para que las investigaciones no se cierren en falso.

El desfalco de Almensilla cuenta ya con un plazo de 18 meses para la instrucción que según fija la ley puede ser prorrogado. Alqo que previsiblemente va a ocurrir en este asunto que arrastra las consecuencias de no pocas incidencias que han alterado el desarrollo de las pesquisas.

Diligencias por hacer

El ejemplo más claro de cómo avanzan las diligencias en este caso se vivió con la orden de búsqueda y captura internacional dictada por el juzgado coriano para arrestar a Julio Mateos, que estaba perfectamente localizado en Santo Domingo por las autoridades policiales. Casi un año y medio transcurrió entre la denuncia formulada por el presidente de la Junta contra su tesorero y el arresto ejecutado en el aeropuerto de Madrid.

Fuentes del caso confirman que hay diligencias solicitadas por el juez de agosto del año pasado que aún no han sido respondidas.

Tres jueces han pasado por el despacho del juzgado de Coria que tramita las diligencias de esta macrocausa –como ya le definen algunos letrados por el número de personas implicadas, los centenares de afectados y el volumen millonario presuntamente extraviado–; la plantilla de funcionarios se vio reducida por la comisión de servicios de una funcionaria que está temporalmente en otro destino y existe una bolsa «histórica» de asuntos pendientes que esta sede judicial arrastra como el juzgado más antiguo de un partido judicial complejo. Una suma de elementos que hace presagiar que esta causa sumará años hasta que los afectados vean que se celebra el juicio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios