La familia adpotiva de Malona pide a Rajoy que no se olvide de la joven y su bebé
La familia adpotiva de Malona pide a Rajoy que no se olvide de la joven y su bebé - JUAN JOSÉ ÚBEDA
MAIRENA DEL ALJARAFE

La familia adoptiva de Maloma le pide a Rajoy que «no se olvide» de la joven y su bebé

José Morales ha intercambiado unas breves palabras con el presidente del Gobierno, quien le contestó que «están trabajando en ello»

MAIRENA DEL ALJARAFEActualizado:

La familia adoptiva de Maloma Morales ha aprovechado este sábado un acto del PP de Sevilla en la capital hispalense en el que ha participado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para pedirle que «no se olvide» de ella, ni tampoco de la hija que recientemente ha tenido la joven.

Así lo ha confirmado a Europa Press el padre adoptivo de Maloma, José Morales, que ha precisado que ha tenido la ocasión de intercambiar unas breves palabras durante unos segundos con el presidente del Gobierno, y además, tanto él, como la madre adoptiva de la joven y la tía, han podido también acercarse al delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y al ministro del Interior y exalcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que han asistido a esta Convención de Distritos del PP de Sevilla.

Además, Morales ha resaltado que, tras pedirle al presidente del Gobierno, que «no se olvide de Maloma», éste ha indicado que «están trabajando en ello».

Asimismo, José Morales se ha mostrado «contento» por este intercambio de palabras con el presidente, y ha indicado que «siempre estamos dando pasitos y subiendo escalones, pero este sábado hemos subido al menos tres o cuatro».

Cabe recordar que, según ha informado la propia familia adoptiva esta semana, Maloma, de 24 años, acaba de ser madre de una niña en el campamento de Tinduf donde se encuentra.

Como adelantó ABC, José Morales recibió la confirmación del nacimiento en la tarde de este pasado jueves, cuando le informaron de que su hija adoptiva había dado a luz en la tarde del miércoles a una niña, «que también está considerada ciudadana española de pleno derecho», según aseguró ayer a este medio Andrés Rodríguez Benot, catedrático de Derecho Internacional de la Universidad Pablo de Olavide.

José Morales: «Siempre estamos dando pasitos y subiendo escalones, pero este sábado hemos subido al menos tres o cuatro»

Para Morales, «esta noticia ha sido una sorpresa, porque en los planes de Maloma nunca entró ser madre tan joven». «Es una tranquilidad saber que tanto ella como la pequeña están bien, así como que el Gobierno nos haya manifestado que la niña también es una ciudadana española de pleno derecho, algo que nos ha dado grandes esperanzas de que van a seguir luchando por ellas, ahora con razón doble», añadió.

El padre adoptivo de Maloma subrayó que «ahora aún es más urgente que Maloma sea libre y repatriada. Es impensable que una hija no comparta con sus padres la ilusión de su maternidad». En este sentido, manifestó que «esto nos lleva de nuevo a lo mismo, a que cuando las cosas se hacen por obligación, no ilusionan».

Y es que, según asegura, «no le han permitido decírnoslo, ni siquiera cuando ha nacido». «Damos la bienvenida al mundo a la niña, que es nuestra nieta y deseamos con todas nuestras fuerzas que impere por fin la cordura y que el Frente Polisario, como autoridad en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf, actúe y logre que le permitan salir de los campamentos con su hija para ejercer sus derechos libremente, de modo que elija dónde, cómo y con quién quiere vivir», insiste.

Maloma, adoptada por esta familia de Mairena del Aljarafe, viajó en diciembre de 2015 a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia, para visitar a su familia biológica.

Después de que la joven no pudiese regresar a España al ser supuestamente retenida por su familia biológica, sus padres adoptivos llevan ya casi dos años reclamando que la chica pueda pronunciarse en España, en plena libertad, sobre si desea residir con su familia biológica o con sus padres adoptivos.

«Con billete de vuelta»

Si bien la familia española de la joven recuerda que la misma viajó a Tinduf «con billete de vuelta», el pasado mes de febrero circulaba un nuevo vídeo, en el que la propia Maloma negaba que estuviese «secuestrada por el Frente Polisario, por Argelia», por su familia biológica o «por nadie».

«Estoy aquí porque yo quiero. Es mi deseo estar una temporada con mi gente», enfatizaba, avisando de que «se está formando una bola increíble» en torno a su situación.

Mientras la joven incluso contrajo matrimonio el pasado mes de marzo en los citados campamentos, con la asistencia del consejero político y cultural de la Embajada de España en Argel, Gerardo Fernández-Gavilanes Díez, la familia española de Maloma insiste en que antes del último vídeo y de la boda, ella misma habría trasladado, mediante una conversación telefónica, «que estaba deseando volver» a España.

En cualquier caso, su familia adoptiva reclama que pueda pronunciarse en España, en plena libertad, sobre qué futuro desea para sí misma.