Cádiz Provincia

El carrusel de dimisiones en Espartinas suma ya diez renuncias de concejales desde 2015

Pilar Rodríguez, de la formación Vecinos por Espartinas, entrega también su acta de edil

Han dimitido también representantes de Ciudadanos, PP y PSOE, además del primer alcalde

Ediles de Espartinas que han presentado su dimisión como concejales o responsables de algunas delegaciones municipales
Ediles de Espartinas que han presentado su dimisión como concejales o responsables de algunas delegaciones municipales - ABC

La composición del equipo de Gobierno y el Pleno Municipal de Espartinas no ha parado de cambiar en lo que está siendo un mandato totalmente convulso. A dos años y medio de las elecciones municipales de 2015, en las que el PP perdía la Alcaldía a favor de Ciudadanos, el clima político de la localidad se ha visto agitado por diez dimisiones de concejales, de los que solo dos conservan sus actas. El último de los casos ha sido el de Vecinos por Espartinas, que comunicó este miércoles la dimisión de la concejal Pilar Rodríguez.

Con esta nueva renuncia, todos los grupos políticos se han visto involucrados en un abanico de dimisiones con la excepción de IU, que con un único representante queda al margen de las renuncias. Según un comunicado de Vecinos por Espartinas, la dimisión de Rodríguez Cantos viene motivada por asuntos meramente personales. Le sustituirá la quinta integrante de la lista electoral, la abogada María Julia Antón Acedo, que participó en la creación de Ciudadanos en su municipio y tras desavenencias con sus ex compañeros, abandonó el partido para incorporarse a Vecinos por Espartinas.

Julia Antón Acedo, en la imagen, sustituirá a la concejal de Vecinos por Espartinas que ha dimitido, Pilar Rodríguez
Julia Antón Acedo, en la imagen, sustituirá a la concejal de Vecinos por Espartinas que ha dimitido, Pilar Rodríguez- ABC

Hasta el momento, el resto de grupos suma nueve renuncias: cuatro ediles de Ciudadanos (que gobierna en minoría), dos del PP y dos del PSOE. A pocos meses de estrenar mandato, José María Fernández, alcalde de la formación naranja, dimitía tras ser imputado por contrataciones irregulares en el Ayuntamiento después de una denuncia del PP. Este caso generó una primera crisis en el Gobierno municipal que conllevaría las dimisiones de otros ediles: Pedro López, delegado de Empleo, Deportes, Servicios y Juventud; María Auxiliadora Rodríguez, responsable de Salud, Turismo y Educación, y Dolores Ruiz de la Rosa, número dos de la lista electoral del PSOE.

Mientras que la edil socialista dijo renunciar por motivos familiares, Pedro López y Auxiliadora Rodríguez reconocieron abiertamente que se marchaban por discrepancias con la forma de gobernar de José María Fernández. El exalcalde sí continúa como concejal tras su renuncia hasta el momento.

Precisamente, quien interpusiera la denuncia contra el Gobierno conformado entonces por Ciudadanos y PSOE, el ex portavoz popular Javier Jiménez, dimitió en noviembre del mismo año. Jiménez, primer teniente de alcalde en el anterior mandato, fue acusado por el Gobierno de autoconcederse un préstamo a través de una empresa municipal en 2012. Pese a ello, el ex portavoz negaría que su dimisión estuviese relacionada con el caso.

El año 2016 no fue más tranquilo. Tras la toma de posesión en enero de Olga Hervás como nueva alcaldesa, José Antonio García Aguilar, del PSOE, renunció como delegado de Movilidad, Salud y Consumo por «falta de sintonía» con Ciudadanos. «Desgraciadamente, una vez más, no me equivoqué. Es la misma derecha con distinto color», escribió en Twitter García, que también continúa con su acta de concejal. El pacto de Gobierno, en continuo deterioro, llegaría a su fin ese mismo verano. Desde entonces, Ciudadanos gobierna en minoría con seis concejales de diecisiete.

En las pasadas elecciones municipales Ciudadanos se erigiría como partido más votado obteniendo seis concejales. El PP perdió así la alcaldía para pasar a ser segunda fuerza con cinco ediles, el PSOE obtuvo cuatro e Izquierda Unida y Vecinos por Espartinas lograron un representante cada uno.

El accidentado Gobierno de Ciudadanos ha conocido ya tres alcaldes distintos de la formación naranja. Tras la dimisión de José María Fernández, la actual alcaldesa, Olga Hervás, tomaría las riendas del Consistorio hasta ser sustituida temporalmente a causa de baja médica por Iván Gómez, que había renunciado a la portavocía de su grupo días antes.

El período de Alcaldía accidental de Gómez tampoco estuvo exento de polémica. Bajo su autorización y contra el criterio de la Policía Local se realizó el estrepitoso cotillón celebrado en la Hacienda Azahares en el que hubo altercados, más de 110 denuncias por hurtos en el guardarropa y ausencia de actuaciones y espectáculos comprometidos. Tras ello comenzaría una disputa con la Policía Local, llegando a recortar el suelo del agente que se opusiera al cotillón por supuesta «deslealtad».

Durante esos mismos días se incorporaría a la lista de dimisiones otra concejala más de Ciudadanos: María Tudela, que había asumido la responsabilidad de Salud tras la renuncia de Auxiliadora Rodríguez a comienzos de la legislatura.

En la oposición, PSOE y PP todavía sufrirían dos bajas más. Los procesos congresuales de ambos partidos los han dividido internamente y según apuntan diversas fuentes en ambas organizaciones, serían causas de peso tras las dimisiones de Minerva Salas, ex portavoz popular, e Ignacio Rubio, ex portavoz socialista. Si bien es cierto que en el caso de Rubio, como él mismo anunció, el principal motivo se debe a problemas de salud. El único portavoz que «sobrevive» desde 2015 en el Consistorio es el de IU, Juan Antonio Rodríguez Conde.

Toda la actualidad en portada

comentarios