El alcalde de Bormujos, Francisco Molina, (derecha) pide ahora disculpas al vecino
El alcalde de Bormujos, Francisco Molina, (derecha) pide ahora disculpas al vecino - J. J. ÚBEDA

El alcalde de Bormujos lamenta el error en Twitter y pide disculpas al vecino

Le recriminaron que no había gel para lesiones en el pabellón, a lo que Molina respondió que aquello era «una gilipollez»

BORMUJOSActualizado:

El Ayuntamiento de Bormujos (Sevilla) ha considerado «un lamentable error» del alcalde del municipio, el socialista Francisco Molina, al enviar una respuesta por Twitter a un vecino de la localidad, pues «evidentemente no iba dirigida a éste». Además, el primer edil ya se ha puesto en contacto con este vecino y le ha pedido disculpas.

De esta manera responde el Ayuntamiento a la critica del PP de Bormujos por lo que los populares consideran un «inadmisible e irrespetuoso» trato del alcalde para con un vecino que a través de la red social Twitter le recriminó que no hubiese gel para lesiones en el pabellón deportivo municipal. Y es que ante este reproche, Molina le respondió «con todo el cariño» que aquello era «una gilipollez».

En un comunicado, ha matizado que se trata de «un lamentable error» al enviar la respuesta

Según informó la portavoz del Grupo Popular del ayuntamiento de Bormujos, Mercedes Lidueña, el pasado sábado, y tras una lesión de un niño en las escuelas deportivas del municipio, el padre del mismo reprochó al alcalde a través de Twitter que era «increíble que el Ayuntamiento de Bormujos no tenga en el pabellón deportivo algo tan básico y barato como gel frío para lesiones».

Ante esta queja, el alcalde le respondió textualmente «con todo el cariño, eso es una gilipollez y lo sabes».

Este miércoles, el Ayuntamiento, en un comunicado, ha matizado que se trata de «un lamentable error» al enviar la respuesta, que «evidentemente no iba dirigida a este vecino».

Además, asegura que, percatado el alcalde del error en la comunicación, el pasado lunes se puso en contacto inmediatamente con el vecino en cuestión, con quien ya había hablado en alguna ocasión, para darle explicaciones y pedirle disculpas, porque la respuesta no iba dirigida a él, al tiempo que se interesó por el estado de salud de su hijo y mostró su disposición para atenderle en lo necesario.

Finalmente, el alcalde «tan pronto tuvo noticia del hecho ha dado indicaciones a su personal para que revisen el estado de todos los botiquines del pabellón cubierto para comprobar que cuentan con el material de cura necesario», ha concluido el Ayuntamiento.