Política

El juzgado deja en suspenso la expulsión de la edil de Ciudadanos

Ester Ruiz ha pedido recuperar la portavocía del grupo y su sueldo

Ester Ruiz encabezó la candidatura de Ciudadanos en Alcalá/A.M.
Ester Ruiz encabezó la candidatura de Ciudadanos en Alcalá/A.M.
A. MALLADO Alcalá De Guadaíra - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

El juzgado número 2 de Alcalá ha dejado «en suspenso» como medida cautelar la expulsión de la concejal Ester Ruiz Lara del partido de Ciudadanos, que fue adoptada por el comité ejecutivo de la formación. Estima el juzgado que esta persona «debe rehabilitarse temporalmente en su condición de afiliada con todos sus derechos y deberes».

Ester Ruiz era la cabeza de lista en las pasadas elecciones municipales por el partido de Ciudadanos y como tal ejerció la portavocía del grupo, hasta que fue expulsada el pasado mes de febrero. El partido alegó que no cumplía con sus obligaciones como acudir a las juntas de portavoces, las comisiones delegadas de los plenos o incluso a alguna sesión plenaria. Todo ello a pesar de tener dedicación exclusiva y de cobra 38.475  euros brutos anuales por ello.

Ester Ruiz se mostró en desacuerdo con los motivos de su expulsión. Dijo que no acudía a las reuniones por un acuerdo verbal con la otra concejal, por el que a ella le correspondía hacer el trabajo de calle y que aportaría un parte de baja para justificar su ausencia en un pleno. Ya entonces anunció su intención de recurrir su expulsión hasta llegar a la última instancia judicial y manifestó que consideraba que hasta que no hubiera una sentencia firme debería permanecer como portavoz y por tanto cobrando el sueldo correspondiente. Pero tras su expulsión, el Ayuntamiento pasó a considerarla como edil no adscrita y por tanto perdió su liberación. Quedó como portavoz la número 2, Rosa Carro.

Tras conocer la suspensión cautelar de su expulsión del partido, Ester Ruiz no ha tardado en pedir su restitución en el cargo de portavoz de Ciudadanos y volver a cobrar su «sueldo íntegro» de 38.475 euros anuales. Ruiz afirma además que ha visto vulnerado su «derecho a ser representante público» y que  ha sufrido «descrédito y persecución por distintas difamaciones», así como «daño a la imagen pública y al honor».

La decisión del juez tiene implicación en la política nacional puesto que es la primera vez que un tribunal se pronuncia de esta forma frente a uno de los procesos de expulsión realizados por Ciudadanos que tras las elecciones municipales ha dado de baja a más de 50 concejales. La ejecutiva del partido de Albert Rivera ha anunciado su intención de recurrir el auto, que no es firme y estima que la resolución judicial no obliga al partido rehabilitar a ningún afiliado hasta que la resolución sea definitiva y no pueda recurrirse.Por ahora, Ciudadanos ha ganado ya dos juicios en los que afiliados expulsados pedían su readmisión en el partido.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios