En esta ocasión en la nave había 2.200 kilos de tabaco y han sido detenidas cuatro personas
En esta ocasión en la nave había 2.200 kilos de tabaco y han sido detenidas cuatro personas - ABC
Sucesos

Desmantelada una segunda fábrica de tabaco ilegal en Alcalá

Las fuerzas de seguridad localizan una nave en la se procesaba picadura para su distribución

Alcalá de GuadaíraActualizado:

Un operativo conjunto de la Agencia Tributaria, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, ha desmantelado una fábrica de tabaco en Alcalá de Guadaíra. Es la segunda instalación de este tipo que se descubre en la localidad en poco tiempo. Hace sólo unos días las fuerzas de seguridad dieron con una nave en la que se guardaban 52 toneladas de picadura de tabaco ilegal listo para su distribución y detuvo a ocho personas.

En esta ocasión los agentes han encontrado 2.200 kilos de labores de tabaco en la interior de una nave industrial donde en el mismo momento de realizar su entrada estaban trabajando en su manipulación. Hay cuatro detenidos y además del tabaco se ha intervenido un vehículo, seis  maquinas de picado de tabaco, dos básculas y equipos informáticos.

Con la maquinaria llevaban a cabo la transformación de la hoja de tabaco en picadura para fumar en un proceso que incluye el desvenado, cortado y picado de la hoja. Luego procedían a su manipulación, pesado y embolsado para su distribución. Para ello las camuflaban en cajas y bolsas sin logos, reutilizando cajas empleadas previamente para otros usos.

La nave en la que se realizaba todo el proceso carecía de las mínimas medidas de seguridad para los trabajadores y de las condiciones sanitarias necesarias para la manipulación de este género, regulado por una estricta normativa. Según advierten fuentes policiales, este tipo de fabricación sin ningún control sanitario podría causar graves daños en la salud de los consumidores.

A los detenidos se les imputan presuntos delitos de contrabando y contra la salud pública, estando a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Alcalá de Guadaíra.

La investigación en este caso comienza al detectar envíos de tabaco procedentes de Bulgaria con destino a Alcalá. A partir de ahí se pone en marcha un dispositivo conjunto en el que participan la Unidad de Vigilancia Aduanera con el grupo PAFITE de la Guardia Civil, ambos de Sevilla y el grupo UDEV de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía de Alcalá de Guadaíra. Siguiendo la pista del tabaco consiguen localizar el lugar en el que se cometía la actividad ilícita de transformación de la hoja de tabaco y en el que se llevó a cabo la actuación operativa el pasado 1 de agosto. El suministro de tabaco para su elaboración lo hacían tanto de Bulgaria como de productores españoles y de países comunitarios como Francia.

Llama la atención que en Alcalá de Guadaíra hayan sido desmanteladas en poco tiempo dos naves dedicadas a la producción ilegal de tabaco. Ambos casos no están relacionados y no se trata de una misma organización. En los últimos años se ha producido un repunte del consumo de tabaco de picadura, tabaco de liar como se denomina de forma habitual, debido sobre todo a su menor precio. Por ello ha surgido una industria ilegal para producirlo y venderlo sin ajustarse a la normativa y sin pagar los impuestos correspondientes. Para ello se requiere un espacio considerable y un lugar tranquilo. Las amplias zonas industriales de Alcalá ofrecen ambos elementos. En los últimos años muchas naves han quedado vacías y se alquilan a precios bajos. Hay calles enteras en los polígonos con escasa o nula actividad, lo que permite trabajar en la actividad ilegal sin llamar la atención. Esas eran las circunstancias en las que operaba la organización desmantelada el pasado mes de julio, en un polígono con escasa actividad, donde contaban con una nave de grandes dimensiones atestada de tabaco. En esa ocasión fueron detenidas ocho personas de una organización que distribuía por toda la provincia y que contaba con maquinaria para trabajar que  fue valorada en 400.000 euros.

También en junio y en Alcalá la Policía Nacional se incautó de más de 500.000 cajetillas de tabaco en otra nave, en esta ocasión en el polígono Bansur, junto a Torreblanca. En la operación se detuvo a una persona.

La Agencia Tributaria y las fuerzas de seguridad han puesto el punto de mira en esta actividad ilegal, ya que han constatado la proliferación de estructuras de tipo empresarial para su producción y quieren evitar que Sevilla se consolide como ámbito preferente de este negocio ilegal.