Actualidad

Televisión Española, la «primera niñera» de toda una generación

Eduardo Aldán presenta «Espinete no existe», basado en la obra teatral que estuvo once años en cartel

Televisión Española, la «primera niñera» de toda una generación
CARMEN ANIORTE - Actualizado: Guardado en: Actualidad

«TVE fue mi primera niñera», asegura Eduardo Aldán, presentador de «Espinete no existe», programa semanal que La 1 estrena hoy. El espacio repasará la historia de la cadena pública, que acaba de cumplir sesenta años, echando mano «de una de sus joyas más preciadas: el archivo de esta casa», explica Aldán. Son seis décadas de imágenes con las que hacer «sketches, entrevistas y canciones».

Meterse en esta historia «no ha sido nada complicado», cuenta el actor y presentador. «Es mi producto: primero fue libro, después estuvo más de once años como función teatral recorriendo España y ahora era de ley que se convirtiera en programa de televisión. Nuestro objetivo es recordar con humor nuestra infancia y mostrársela al público de ahora... Hay nostalgia, pero también espectáculo».

En realidad, Eduardo Aldán no se ve como presentador: «Soy más bien el anfitrión de estas historias y me considero un enfermo de los recuerdos. La televisión me ha dado tantos y tan bonitos que está bien rememorar con una sonrisa», añade. «Soy un niño y no quiero despertar porque esas historias me ayudaron a ser lo que soy».

La explicación del título, «Espinete no existe», es bien sencilla: «Espinete no es solo un enorme erizo rosa, es un símbolo de la inocencia de nuestra infancia. Espinete era un niño como nosotros y daríamos lo que fuera por volver a compartir con él esas tardes de pan con chocolate», afirma Eduardo Aldán. En su opinión, el entrañable peluche deja de ser un personaje de televisión para convertirse en la herramienta que evoca todos los buenos momentos y recuerdos de la niñez. El programa, por otro lado, «tiene una mezcla de la locura de Flipy y mi sensatez: dos elementos esenciales para que las cosas funcionen», comenta Aldán.

Ocho emisiones

Cada domingo, durante ocho semanas (por el momento) acudirán al plató dos invitados famosos de distintas generaciones que desvelarán los tres recuerdos que les gustaría conservar. Los protagonistas de «Olmos y Robles», Rubén Cortada y Pepe Viyuela, serán los primeros. A estos seguirá una larga lista: Patricia Conde y Chimo Bayo, Dani Martínez y Fofito, Sergio «Monaguillo» y Bigote Arrocet, así como Almudena Cid y Romay, entre otros. Todos ellos desvelarán los juguetes, objetos escolares, costumbres familiares y programas que los acompañaron esos años.

«Espinete no existe» es una producción de RTVE en colaboración con 100 Balas. Dirigen el espacio Flipy, que se reserva una sección, y el propio Aldán. Este asegura que llegan con la intención de «sorprender a las nuevas generaciones». Por su parte, Flipy comenta que el objetivo es «divertirse e invitar a los espectadores a que recuerden los momentos de su vida más divertidos».

En cada emisión habrá diversas secciones: con Flipy, Agustín Jiménez, Iñaki Urrutia y Raúl Pérez. La guinda la pondrá «Espinete no existe: la película», sección que reconstruirá en formato documental los años menos conocidos en la vida del erizo. Se descubrirán secretos de su biografía y cómo ha sido su vida después de «Barrio Sésamo». Para ello, han contado con la inestimable colaboración de Chelo Vivares, quien ha vuelto (con disfraz nuevo) a ser el alma y la voz de este entrañable personaje

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios