Es noticia:
Got Talent

La tremenda bronca de Risto a Jorge Javier Vázquez: «Esto es una payasada»

Una discrepancia sobre la actuación de uno de los concursantes tensó el ambiente entre los miembros del jurado

Risto Mejide demostró por qué se ha ganado la fama de juez implacable
Risto Mejide demostró por qué se ha ganado la fama de juez implacable - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La tercera entrega de «Got Talent» se estrenó este miércoles en Telecinco con una nueva remesa de talentosos aspirantes y un jurado que garantiza rigor y diversión al mismo tiempo. El maestro de ceremonias de esta nueva temporada será Santi Millán y en la mesa del jurado estarán sentados Jorge Javier Vázquez, Edurne, Eva Hache y el polémico Risto Mejide. Para una ocasión tan especial, Telecinco se guardaba en la manga un primicia que nunca antes había aparecido en el programa.

Bautizado como «pase de oro», las reglas de la noche disponían que aquel concursante que lograse suscitar un consenso unánime entre los cuatro jueces obtendría un pase directo para las semifinales de «Got Talent». El formato viene abalado por unos datos de audiencia más que aceptables en sus anteriores ediciones, siempre superando la barrera de los dos millones y medio de espectadores de media.

Más de 6.000 personas se presentaron a los cástings que Telecinco celebró a lo largo y ancho del territorio nacional, de los cuales 300 han logrado hacerse un hueco en la fase de audiciones y ser escuchados por los miembros del jurado. Todos ellos buscando demostrar su talento y, por supuesto, llevarse a su casa los 25.000 euros de los que se compone el premio.

En las ocho primeras galas el jurado no tiene ganas de perder el tiempo. Los cuatro jueces tendrán a mano durante las actuaciones un botón rojo que les permitirá detener el número si consideran que no da la talla. Si los aspirantes logran llegar al final, tendrán entonces que enfrentarse a la inmisericorde crítica de los experimentados jueces, que ya han demostrado a lo largo de su carrera que no son de los que se muerden la lengua. Para pasar a la siguiente fase, al menos tres de los críticos tendrán que dar un «sí» a la actuación del aspirante.

En el estreno del programa pudimos ver actuaciones y números de lo más dispares, como quedó bien reflejado en los diferentes comentarios de los jueces. Músicos, bailarines, acróbatas, magos...todo tipo de habilidades y talentos desfilaron por el plató de Telecinco tratando de llevarse el visto bueno del jurado y estar un pasito más cerca del cofre de los 25.000 euros.

La noche para Eva Hache, Jorge Javier, Risto y Edurne fue difícil y con sus momentos de tensión. Ya casi al final de la gala, cuando una pareja estaba interpretando la canción «Cena para dos», él a la guitarra y ella como vocalista, Risto no pudo contener su ira y criticó implacablemente el show. «No puedo fijarme más que en las cosas malas», terció visiblemente enfadado. Su compañero Jorge Jacier, al que sí le había gustado la actuación, intentó mediar y convencer a Risto para que les diese la oportunidad de seguir adelante. Este reaccionó airado y le espetó que «hay que respetar a los grupos y al jurado, no se pueden hacer estas cosas. Para mí esto es un 1».

Otras situaciones de tensión similares se repitieron a lo largo del programa, en el que Jorge Javier llegó a recriminarle que «no pasa nada por hacer números alegres que divierten a la gente, no hay que ser tan estricto», a lo que Risto, ya superado por las circunstancias, respondió que «esto es una payasada, no sé en qué queréis convertir este programa».