Es noticia:
Supervivientes: Tierra de nadie

La dura amenaza de María Jesús a su marido

La concursante recibió en la isla la visita de su marido y aprovechó la ocasión para hacerle una advertencia

Los concursantes de Supervivientes durante una de sus discusiones - TELECINCO Videos: A María Jesús también le asaltaron las dudas sobre la fidelidad de su marido
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Supervivientes llega ya a su novena gala después de que la semana pasada tuviese lugar uno de los momentos más relevantes del reality, el de la unificación. Tras ocho semanas viviendo en dos equipos separados, desde el jueves pasado los supervivientes aprenden a convivir todos juntos en un solo grupo. Jorge Javier Vázquez fue el presentador de una gala repasó cómo les va la vida a los supervivientes tras irse a vivir todos juntos.

Muchas cosas había en juego en la gala de este martes, y la más importante de ellas era el puesto de líder del grupo. Para darle más interés al juego, Supervivientes enfrentó a los concursantes de tres en tres, de los cuales uno de ellos se clasificaba para la disputa final.

María Jesús, una de las supervivientes, recibió una sorpresa en Honduras cuando vio a Julio Ruz, su marido, encerrado en una jaula en la isla. Si quería acercarse a él, María Jesús debía de superar algunas pruebas como comerse un saltamontes. Loca de amor, la superviviente hizo todo lo que le pedían y se lanzó en brazos de su esposo. Tras comérselo a besos, le pidió otro hijo y así pasaron varios días de segunda luna de miel. No todo fueron momentos de pasión, porque a María Jeaús también le asaltaron las dudas sobre la fidelidad de su marido: «Como vea algo raro, te ahogo», le advirtió.

Como ya estamos acostumbrados, Sofía Suescun fue la protagonista de buena parte de la gala. La navarra, tras semanas discutiendo y riñendo con muchos de sus compañeros, decidió disculparse y enterrar el hacha de guerra. Con María Jesús, su mayor enemiga hasta la fecha, incluso se fue a pescar y se rieron como amigas del alma. Hasta el Maestro Joao fue agraciado con el perdón de la concursante, pero no así Hugo, expareja de Sofía.

El concursante, dijo ante la cámara y en presencia de Sofía, que en España tiene «una persona especial» a la que quiso dedicarle unas bonitas palabras. Sofía, con tono despectivo y burlón, dijo que «esas mismas cosas me las decías a mí». Hugo no se quedó callado, y Sofía replicó a su vez hasta que Sergio intervino para zanjar la incipiente disputa.

Un drama muy distinto vivió Francisco, que se pasó días desolado tras perder el colgante de una virgen muy especial para él. Juntó a Logan y Raquel Mosquera, estuvieron horas y horas buscando el colgante en la playa, por el agua, entre los árboles...pero no apareció, dejando al concursante muy afectado.

Ya para cerrar la noche, desde Supervivientes quisieron tentar a los concursantes con sus deseos más secretos, permitiéndoles satisfacerlos a cambio de renunciar a otra cosa. Sergio fue uno de los concursantes que peor lo pasó durante esta fase: Supervivientes le ofrecía hablar por teléfono con su novia durante un minuto si se cortaba el pelo. La decisión fue difícil, pues Sergio echa mucho de menos a su pareja, pero finalmente quiso conservar su pelo.