Cristina Pedroche Cuatro descubre a qué sabe «La Pedroche»

David Muñoz estrenará en 2017 la segunda temporada de «El Xef», que girará en torno a su StreetXo de Londres, en el que uno de los platos estrella lleva el nombre de Cristina Pedroche

Cristina Pedroche: 
Cuatro descubre a qué sabe «La Pedroche»

Hace apenas tres semanas, David Muñoz abría su primera plaza en territorio extranjero. Después de una década al frente del DiverXo de la capital, cuatro años en el StreetXo madrileño y las tres estrellas Michelin, la apertura del nuevo restaurante en el barrio londinense de Mayfair era la culminación de un sueño para el chef más singular de la gastronomía española. Un sueño forjado a base de esfuerzo, dedicación casi exclusiva y un ritmo incomprensible para alguien que no ame, como él, su profesión. Jornadas intensas que no acaban nunca, ni cuando cierra el local. «No corto ni desconecto porque toda la creatividad que ocurre tiene que ver conmigo. Estoy todo el día dándole vueltas pero sin quererlo», explica durante una visita de los medios al StreetXo de Londres.

Aunque deja patente que su sitio es la cocina y reniega de hacer más incursiones en el medio catódico, valora positivamente lo que el documental «El Xef» ha aportado a su vida. Un documental que le sigue entre fogones, que graba su risa pero también el estrés de alguien exigente no solo con su equipo, sino consigo mismo. El programa de Cuatro estrenará el próximo 2017 segunda temporada y en él se mostrará a un David Muñoz diferente, más maduro y, sobre todo, más dispuesto a disfrutar. En parte, gracias a Cristina Pedroche, su esposa.

«No sé muy bien cómo fue el proceso, pero sí que desde que la conocí ha habido muchas cosas que ella me ha hecho ver diferente y disfrutarlas de una manera mucho más sana», admite en uno de los pocos momentos de relax que se permite en su intensa jornada. «Había muchas cosas que no era capaz de delegar o de disfrutar. Me pasan tantas cosas que hay veces que Cristina me dice que pare un poco para mirar a mi alrededor y ver lo que me está pasando, porque voy tan a saco que disfruto la mitad de lo que debería. Aún así, disfruto, cosa que antes era incapaz de hacer», asegura el chef madrileño.

Pero la presentadora no solo ha conseguido imponer algo de calma en la ajetreada vida del cocinero con tres estrellas Michelin. Su presencia se percibe en la vida de David Muñoz, al igual que en el documental, aunque camuflada. Y también, como no podía ser de otro modo, en la carta del StreetXo, en la que uno de los platos estrella lleva su nombre: «La Pedroche croquettes», una explosiva mezcla de sabores asiáticos y pescado. «Son sus croquetas. Estuvimos haciendo pruebas de croquetas hasta la saciedad. Las hicimos de 100 sabores, de todo. Y ella decidió la receta, por eso se llaman así», reconoce el chef sobre el homenaje a su mujer.

La figura fantasmal de «El Xef»

A pesar de que gracias a Pedroche el documental «ha sido más cómodo de rodar», a David Muñoz le entristece que las cámaras de Cuatro, que le siguen entre fogones, no puedan filmarla también a ella. «Me ha dado pena que mi mujer no salga en el documental de mi vida, que al fin y al cabo es la suya», admite, aunque relata, divertido, los momentos en los que ella está presente, y cómo el director de «El Xef», David Miralles, lidia con ello: «Muchas veces, cuando estábamos haciendo la creatividad teníamos una figura fantasmal que se llamaba "el invitado misterioso", que siempre estaba detrás de la cámara: era Cristina. Había veces que estábamos probando cosas en la cocina y salía una cuchara fuera de la cámara para que lo probara ella», cuenta entre risas mientras en el StreetXO la música cada vez suena más alto.

Aunque no aparezca en las imágenes del programa de Cuatro, Cristina Pedroche ha calado igualmente en el equipo porque, como él mismo asegura, «es la jefa. Todos los chicos saben». De hecho, la presentadora «invirtió también en el restaurante y se ocupa de un montón de cosas. Hay muchas que hacer a día de hoy, y todo lo que tiene que ver con gestiones, hablar, organizar... En el fondo Cristina y yo somos un equipo», sugiere el chef.

La mano de su mujer y el vínculo establecido con el director del programa han sido fundamentales para atestar el gran cambio del cocinero madrileño en una segunda entrega de «El Xef» que cuentan desde la dirección de la cadena, será más divertida. «Veníamos de hacer una temporada con David Miralles y la relación personal es mucho más guay ahora porque ha pasado mucho más tiempo, pero en realidad quien me ha hecho entender que teníamos que organizarnos mejor, que tenía que esperar un poco más antes de salir corriendo para dar tiempo al equipo a armar la cámara... tiene que ver con Cristina», afirma el cocinero más «canalla». «Muchas de las cosas que hemos organizado o hemos preparado con tiempo para poder grabar las ha organizado ella. Ha habido veces que en los viajes en los que íbamos un equipo reducido hacía un poco las veces de redacción».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios