Los resbalones veraniegos de la televisión

Las principales cadenas han perdido audiencia con algunos de sus estrenos estivales, pero todavía guardan la artillería pesada para el otoño

«Mad in Spain», «Hotel romántico» o «El Comidista TV», fueron algunos de los batacazos televisivos
«Mad in Spain», «Hotel romántico» o «El Comidista TV», fueron algunos de los batacazos televisivos - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

A pocos días de que finalice el verano, toca hacer balance de los estrenos veraniegos que han pasado por nuestras pantallas sin hacer demasiado ruido. Y no han sido pocos. Parece que el verano no acoge con cariño cualquier estreno, sobre todo cuando estas de vacaciones y solo piensas en disfrutar de una buena película, un clásico de nuestro cine o ver nuevos capítulos de tu serie favorita.

Esto se demuestra con los bajos índices de audiencia que han demostrado muchos de los formatos que las cadenas de televisión han dejado para estrenarse en el período estival y que no han funcionado. Bien es cierto que los canales en abierto conocen bien este tipo de hábitos de consumo, por lo siempre guardan la artillería pesada para el otoño.

Asimismo, los programas que han fracasado durante estos meses (algunos incluso en semanas) no significa que pertenecieran a un cadena en particular o por que sea un determinado tipo de formato. De hecho, los ejemplos son múltiples. Aquí os contamos los más llamativos.

Telecinco

Los estrenos de Telecinco no han tenido suerte. Los debates de «Mad in Spain» no consiguieron despegar. El programa, conducido por Jordi González y Núria Marín, ha pasado de un escueto 10,3% en su arranque a un muy pobre 7,5% en su último programa de emisión. Tras la desaparición de «La noria», Telecinco ha intentado reenganchar a una buena parte de la audiencia con formatos que han seguido su estela, sin embargo, el grupo audiovisual ha acabado siempre tirando la toalla para apostar por otro tipo de formatos. «El gran debate» o «Un tiempo nuevo» son dos de los espacios de debate que precedieron a éste; y tampoco funcionaron.

No obstante, la cadena generalista ha logrado posicionar muy bien los debates de sus realities y ser implacabe en audiencias gracias a sus «belenazos», pero cuando se trata de debates de actualidad parece que la audiencia desconecta y opta por otro tipo de ofertas.

Por otro lado, uno de los nuevo formatos de Telecinco «Me lo dices o me lo cantas» también ha patinado, sin superar en ninguna de sus galas la media diaria de la cadena. El espacio se estrenó dos meses después de lo previsto y, aunque su temática prometía distintas actuaciones musicales para animar y divertir al público, el programa que presentó Jesús Vázquez fue acogido por un 13,6%, por lo que no brilló en absoluto.

Después de la gran promoción que le había dado la cadena, en su última entrega, el programa se desplomó a un 8,2%, lo que supone una bajada de 2,2 puntos. Desde su estreno, «Me lo dices o me lo cantas» perdió más de 750.000 telespectadores. Los datos de audiencia no son nada halagüeños, de hecho, ya se ha convertido en el peor talent show de Telecinco de los últimos años.

TVE

Ninguna de las apuestas que las cadena ha reservado para julio y agosto consiguió el favor del público. Primero lo intentó con la serie diaria «La pelu», que no encajó en la parrilla de TVE. La serie fue relegada a la franja nocturna de los viernes por sus discretos datos de audiencia en «prime time», y, poco después, cambió su destino a las mañanas de La 2, de lunes a viernes.

El amor no siempre funciona en televisión y prueba de ello es el rendimiento que ha tenido «Hotel romántico», el programa de citas para personas mayores a 55 años que se estrenó en La 1 y que no ha logrado cosechar el éxito esperado. El dating-show presentado por Roberto Leal cosechó números muy discretos desde el día de su estreno, llegando a marcar mínimos históricos (4,9% de cuota) en la tercera de sus emisiones.

Finalmente, el programa «Pura magia» (9,7%) y «Lolita tiene un plan» (8,6% de audiencia en su estreno) también mantuvieron datos discretos. La nueva apuesta de la pública por el género de la entrevista tuvo un flojo resultado.

Atresmedia

La principal cadena del grupo, Antena 3, ha cosechado un fracaso tras otro en lo que a sus estrenos fechados en época estival se refiere. Tras caer sus apuestas por la ficción estadounidense y el programa de citas «Contigo al fin del mundo», la cadena se vio forzada a programar estrenos cinematográficos en su horario de máxima audiencia hasta en seis ocasiones durante una semana. Y es que «Contigo al fin del mundo» solo aguantó en prime time dos emisiones, por lo que fue trasladado al late night.

Por su parte, La Sexta estrenó «El Comidista TV», una apuesta que parecía fresca y diferente, ideal para el verano. No obstante, el programa no se convirtió un plato irresistible para los espectadores. Solo anotó una media del 4,7%, un dato discreto para tratarse de la segunda cadena de Atresmedia. De hecho, la apuesta culinaria se quedó, en su sexta semana, incluso por detrás de La 2.

comentarios