Reed Hastings y Ted Sarandos (Netflix): «Movistar no es nuestra competencia directa, no intentamos batirle»

Los máximos responsables de la plataforma hablaron sobre su estrategia de futuro en un encuentro con la prensa en Berlín

Reed Hastings, consejero delegado de Netflix
Reed Hastings, consejero delegado de Netflix - NETFLIX
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Reed Hastings, fundador y consejero delegado de Netflix, creó en 1997 una pequeña empresa de alquiler de DVD por correo. Hoy, la plataforma es un gigante de la televisión por internet que supera los 90 millones de suscriptores y ha invertido más de 1.500 millones de euros en películas, series y documentales de producción propia. Solo en Europa están desarrollando 90 espacios. En un encuentro con varios medios internacionales, entre los que se encontraba ABC, Reed Hastings y su mano derecha, Ted Sarandos, aclararon que tras su expansión internacional el siguiente gran paso es producir programas. «Cuanto más se acerque el formato al directo, menos nos interesa. La clave de nuestro negocio es que permite al consumidor elegir cuándo y dónde quiere ver cada espacio. Estamos innovando en entretenimiento con espacios como “Ultimate Beastmaster”», apunta Sarandos. Este último espacio, que en España presentará Paula Vázquez, es un reality basado en la competición deportiva entre equipos de varios países.

China, la excepción

Además, la compañía planea continuar su expansión internacional -muy pronto llegará a Grecia y Rumanía- y hacer «más producciones locales» fuera de Estados Unidos. «Queremos estar en todo el mundo excepto en China, donde hemos decidido seguir otra estrategia: vender nuestro contenido», contó Hastings.

España, Italia, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, entre otros, ya tienen series «made in Netflix». La inglesa «The Crown», que cambiará el casting cada dos temporadas, es una de las más reconocidas. ¿Afectará el Brexit a su producción? «Dependerá de los cambios de moneda, pero hoy hay una buena estructura de producción en Reino Unido», insistió Sarandos. «Afectará más a otras industrias que a nosotros», anticipó Hastings, cauteloso.

El caso español

Dentro de sus producciones europeas, «Las chicas del cable» es una de las más particulares, porque ha sido renovada antes de comprobar si es rentable en función de la audiencia que tiene (datos que nunca revelan al público). «Hemos visto la mayoría de los capítulos y predecimos cuánto gustará. Recreamos varios escenarios posibles basándonos en el casting, el resultado de otras historias similares…», relataron.

Tampoco les preocupa la competencia con Movistar. «Han anunciado una estrategia de producción muy agresiva y están haciendo un buen trabajo, pero no somos competencia directa, no intentamos batirles. Si lo hacemos bien, el público también contratará Netflix», concluyó el fundador.

Además, los máximos responsables de la plataforma confesaron el error que han cometido en estos años, pese a su éxito: «Cuando lanzamos “House of cards” lo vendimos a muchos territorios donde ahora no lo tenemos. Teníamos que haber globalizado nuestros productos desde el principio», sostuvieron.

comentarios