Álvaro Martín, director de 'Streetviu'

«Queremos ser justos con los lugares que retratamos, no buscamos el morbo por el morbo»

#0 estrena la segunda temporada de «Streetviu»

Una de las imágenes del capítulo 4 de Streetviu, centrado en Santiago de Compostela
Una de las imágenes del capítulo 4 de Streetviu, centrado en Santiago de Compostela
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El consumo televisivo no para de alejarse del modelo tradicional. Cada vez son menos los espectadores que se enfrentan al dilema del mando a distancia y que, gracias a la tecnología y al auge de la televisión de pago, se han librado del yugo de los sacrificados horarios del «prime time» o de las tácticas de programación de las cadenas en su constante puja por la audiencia. Los avances tecnológicos no quedan, sin embargo, relegados a este gran cambio. Hacer públicas nuestras impresiones sobre un determinado formato o ampliar nuestro conocimiento sobre una temática concreta son características habituales de este nuevo consumo, que hace ya tiempo traspasa la pantalla del televisor.

Esto es, precisamente, lo que ofrecen programas como «Streetviu» (Movistar+), que esta noche estrena su segunda temporada en #0 y en la que, además de imágenes y testimonios sobre algunas de las zonas más emblemáticas de nuestra geografía, el espectador volverá a tener la opción de ampliar su experiencia televisiva gracias a un compendio de vídeos grabados en formato 360º. Es, tal y como afirma a ABC Álvaro Martín, director del programa de #0, «el ejemplo de la nueva televisión, hecha a la medida de cada espectador».

P - Entre los destinos de la nueva temporada de 'Streetviu' se encuentran lugares como Dalt Vila, en Ibiza o la ría de Bilbao. ¿Qué criterio habéis seguido a la hora de escoger los nuevos paisajes?

R - Nuestra primera intención ha sido la de no repetir lugares. En todo momento hemos buscado mostrar al público zonas emblemáticas de España y ciudades que, aunque en muchos casos son pequeñas, no por ello dejan de atesorar una increíble historia y secretos por descubir. El segundo programa de esta temporada, por ejemplo, trasladará al espectador a Cuenca, un destino que a veces no se retrata como debiera y al que nosotros intentamos darle el trato que merece.

P - La primera temporada del programa recibió una gran acogida por parte del público

R - Sí, la críticas de la audiencia fueron buenas y en los medios especializados se nos trató muy bien. Nos sentimos tremendamente agradecidos por ello, pues este programa pone mucho alma a los lugares que retrata, intentando reflejar una realidad distinta, que raramente vemos en otro tipo de documentales.

P - ¿Qué importancia tienen los vecinos de cada zona a la hora de trazar la radiografía de cada uno de los lugares que habéis visitado?

R - Sin la gente que aparece en 'Streetviu', el programa no tendría ningún sentido. Precisamente son las historias de la gente las que aportan el valor añadido que necesitamos y sin las que este programa no sería lo que es.

P - ¿Nació 'Streetviu' con la vocación de dar una vuelta de tuerca a los programas convencionales de viajes?

R - Creo que siempre es bueno innovar y no queríamos ofrecer un mismo producto en otra versión diferente. Además, actualmente estamos en una etapa en que tanto las nuevas tecnologías como el lenguaje audiovisual permiten dar un paso más en la creación de contenidos y ofrecer una alternativa a lo que ya existe.

P - Es, precisamente, lo que hacéis a través de los vídeos 360º con los que el espectador completa la experiencia

R - Exacto. Llegamos a la conclusión de que ofrecer este contenido extra era necesario, sobre todo al trabajar para un canal como #0. Necesitábamos adaptarnos a los cambios en consumo televisivo que se han producido en los últimos tiempos y, para ello, decidimos utilizar la tecnología para ofrecer un incentivo y que el programa no termine con la emisión.

P - ¿Podría hacerse 'Streetviu' en una televisión en abierto?

R - Creo que sí, aunque pienso también que estamos en el mejor lugar para hacer este tipo de programa debido a la apuesta constante de Movistar+ por la calidad.

P - ¿Cuánto habéis tardado en cada programa?

R - Es difícil saberlo. Ha habido destinos muy sencillos y otros, como el del Obradoiro (episodio 4) en el que hemos encontrado algún contratiempo que ha modificado el guión inicial del programa.

P - ¿Te quedas con alguna entrega en especial?

R - La primera temporada me gustó mucho, creo que le ponía alma a muchos lugares, algo que también ocurre en los nuevos capítulos. El programa con el que arrancamos esta noche 'Streetviu', por ejemplo, retrata el corazón de Ibiza y traza una radiografía del lugar que pocas veces se ha visto en televisión. Esa es, precisamente, nuestra filosofía, la de elaborar programas que sean justos con el lugar que no reflejen solo la parte negativa. Hay que buscar el buen rollo y contar historias bonitas sin buscar el amarillismo y el morbo por el morbo.

comentarios