Es noticia:

Netflix y la publicidad: ¿Es arriesgado utilizar temas como el 1-O?

La plataforma ha sorprendido con un vídeo viral en el que mezcla imágenes de ”Black mirror” con clips de actualidad

El anuncio de Black Mirror en el que
El anuncio de Black Mirror en el que - NETFLIX
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Que hablen bien o mal, lo importante es que hablen de mí» es una cita popular que se le atribuye a Salvador Dalí, aunque bien podría servir para definir muchas de las provocativas campañas publicitarias que vemos cada día en redes sociales o en lugares estratégicos de nuestras ciudades. Un buen ejemplo de ello es el último vídeo promocional de «Black Mirror», una de las grandes apuestas de Netflix, que mezcla imágenes de la serie con declaraciones reales de Mariano Rajoy sobre la tecnología («Tenemos que fabricar máquinas que nos permita seguir fabricando máquinas porque lo que no va a hacer nunca la máquina es fabricar máquinas») y vídeos de las cargas policiales del 1 de octubre en Cataluña, entre otros, bajo el lema «¿Qué fue antes: la realidad o #BlackMirror?». En ese maremágnum de documentos reales y ficticios que aparecen en este vídeo diseñado específicamente para redes sociales también se puede ver a Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, e incluso a Mark Zuckerberg, creador de Facebook.

El anuncio, sobre el que Netflix ha preferido no pronunciarse, ya ha sido visto por más de 190.000 personas y compartido por otras 5.000 en Twitter. «Es lícito usar el real-life marketing, que mezcla la comunicación con la vida real, pero hay qu encontrar el momento y saber que hay gente que lo rechazará y otros a los que les gustará. Escoger los límites depende de cada anunciante», apunta Carlos Sanz de Andino, presidente creativo de la agencia Darwin Social Noise, que ha trabajado para gigantes como Sony, Sanitas

Pero esta estrategia no es nueva para Netflix, que suele recurrir a agencias como Está pasando, Pixel and Pixel y Circus para sus sonadas campañas. En septiembre, colocó en pleno centro de San Sebastián un gran cartel en el que aparecía tachado en rojo el grito «Yo soooy españooool, españoool, españoooool» para promocionar «Fe de Etarras», una comedia sobre los últimos coletazos de un comando terrorista. Las quejas de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y el Colectivo de Víctimas del Terrorismo no se hicieron esperar. La gran lona estaba «a 300 metros» del lugar donde la banda asesinó a cinco personas. «No creemos que sea un tema para frivolizar, porque todavía hay heridas abiertas y muchas familias rotas», apuntó Alfonso Sánchez, presidente de la AVT, en declaraciones a este diario.

Antes, la plataforma estadounidense forró Madrid con los papeles de Bárcenas para anunciar «Narcos». La publicidad de la serie ya había dado que hablar con el famoso «Oh, blanca Navidad» de la Puerta del Sol. Esta gran lona, con la imagen de Pablo Escobar, indignó a la ministra de Exteriores de Colombia y a muchos de sus compatriotas.